Mette-Marit, futura reina de Noruega, pide a los medios que dejen en paz a su hijo

Mette-Marit, futura reina de Noruega. Foto: Archivo AP

La princesa Mette-Marit de Noruega ha criticado en una carta abierta la cobertura que algunos medios noruegos hacen de la vida de Marius Borg Høiby, el hijo que tuvo de soltera antes de casarse con el príncipe Haakon.

“En los últimos dos años ha habido una evolución que preferiría haber evitado como madre. Marius ha sufrido una presión indigna de parte de la prensa noruega”, explicó en una carta colgada anoche en la web de la Casa Real con motivo del vigésimo cumpleaños de Marius, hermanastro de los príncipes Ingrid Alexandra (12) y Sverre Magnus (11).

Mette-Marit lamenta que algunos medios hayan escrito sobre “imprudencias juveniles” y encasillen a la gente en “pequeños espacios de prejuicios”, aunque también felicita a los que han sabido tratar a su hijo con inteligencia.

“Marius no quiere una vida pública. Mi obligación como madre es asumir la responsabilidad que me fue dada en el hospital de Aker hace veinte años. Por eso le pido ahora a parte de los medios
noruegos que le dejen huir de un foco que no desea, ahora que por ése y otros motivos ha decidido estudiar en el extranjero”, afirma.

La princesa destaca que Marius no tiene las obligaciones oficiales de sus hermanastros, por lo que no es una persona pública, aunque admite que su papel siempre ha sido “difícil de definir”.

“Cuando Marius era pequeño había periodistas que estaban delante de la casa donde vivíamos todo el tiempo. NRK Dagsrevyen (telediario de la televisión pública) nos seguía cuando jugábamos en el parque Frogner por las tardes. Marius tenía tres años”, dijo.

La Casa Real noruega informó en un comunicado de que el joven se marcha a California (Estados Unidos) a estudiar Empresariales y que por deseo propio ya no tendrá una página específica en la web oficial de la institución, y pidió a los medios que respeten su decisión de no ser una persona pública.

La Asociación de la Prensa Noruega tomó hoy la iniciativa para mantener una reunión con la Casa Real, aunque se mostró sorprendida por las acusaciones y recordó que ésta puede presentar una queja a su comisión ética, como ha hecho en otras ocasiones.

“Es difícil responder a una crítica general, los pocos ejemplos que nombra son además de hace muchos años”, señaló en un comunicado la secretaria general de asociación, Reidun Kjelling Nybø.

Nybø defendió que los medios noruegos han actuado con prudencia con Marius, pero recordó también, que aunque tenga un papel marginal en los compromisos oficiales, “es parte de la familia más pública de Noruega”.

BLR

CARGANDO...