May pide certeza para los británicos que viven en la UE, tras Brexit

Theresa May, primera ministra de Reino Unido

Theresa May, primera ministra británica. (AP)

La primera ministra británica, Theresa May, pidió este viernes “la misma certeza” para los ciudadanos británicos que vivan en la Unión Europea (UE) tras el Brexit, después de proponer que los europeos con cinco años de residencia en el Reino Unido mantengan su estatus de establecimiento permanente.

“Quiero dar a esos ciudadanos europeos que viven en el Reino Unido certeza sobre su futuro, pero también quiero ver esa certeza para los británicos que viven en la Unión Europea”, afirmó May a su llegada a la cumbre de líderes europeos, que celebra hoy su segunda y última jornada.

May reveló en el Consejo Europeo sus planes para los tres millones de ciudadanos europeos que viven en el Reino Unido tras el Brexit, una propuesta que considera “seria y justa”, y anunció que su Gobierno presentará “propuestas más detalladas” el próximo lunes.

“Quiero tranquilizar a todos esos ciudadanos que viven, han hecho sus vidas y sus familias en el Reino Unido. Nadie va a tener que irse. No vamos a ver a las familias dividirse, y esta es una oferta justa y seria”, aseguró la primera ministra.

May reiteró que el inicio de las negociaciones, tras la reunión celebrada el pasado lunes entre el negociador jefe de la UE para el Brexit, Michel Barnier, y el secretario de Estado británico para la salida de Reino Unido de la Unión Europea, David Davis, “ha sido un inicio muy constructivo de las conversaciones”.

“Hemos dejado claros los temas de los que queremos hablar en la fase inicial de las negociaciones, y he dicho desde el principio que quiero que los derechos de los ciudadanos sean uno de esos temas y lo serán (…) quiero dar certeza y tranquilizar a los ciudadanos europeos que han hecho su vida en el Reino Unido y podrán quedarse y seguir haciéndolo”, concluyó.

May explicó que se concederá el estatus británico de establecimiento a cualquier ciudadano de la UE en el Reino Unido con cinco años de residencia en una fecha específica entre el momento de activación del artículo 50 de los tratados para la salida del país (marzo de 2017) y el momento de la marcha del país, prevista para marzo de 2019.

A estas personas se las tratará como si fueran ciudadanos británicos en lo que respecta a la asistencia sanitaria, la educación, las prestaciones sociales y las pensiones.

A cualquier ciudadano de la UE con menos de cinco años de residencia que llegue antes de una fecha de corte se le dará tiempo para quedarse hasta que cumpla esos cinco años para poder obtener el estatuto británico de establecimiento.

CONSEJO EUROPEO: PROPUESTAS DE MAY SOBRE CIUDADANOS ESTÁN POR DEBAJO DE EXPECTATIVAS          

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, afirmó hoy que las propuestas de la primera ministra británica, Theresa May, sobre los derechos de los ciudadanos europeos en el Reino Unido tras la salida del país de la Unión Europea (UE) están “por debajo de las expectativas”.

“Mi primera impresión es que la oferta del Reino Unido está por debajo de nuestras expectativas”, indicó Tusk en una rueda de prensa al término de la cumbre comunitaria, y añadió que esta propuesta deberán analizarla “línea por línea”.

“Corre el riesgo de empeorar la situación de los ciudadanos”, consideró Tusk.

May informó anoche al Consejo Europeo de que el próximo lunes presentará su propuesta sobre los derechos de los ciudadanos europeos en el Reino Unido tras el Brexit, pero ya adelantó algunos detalles en la reunión.

En cualquier caso, Tusk indicó que corresponderá al equipo negociador europeo, que encabeza el excomisario francés Michel Barnier, “analizar línea por línea la propuesta, una vez la recibamos en papel”.

Tusk recordó que los derechos de los ciudadanos son “la prioridad número uno para la UE a 27”: “Hemos dejado clara nuestra posición”, subrayó.

“Queremos garantizar los plenos derechos de los ciudadanos de la UE y del Reino Unido tras el ‘brexit'”, enfatizó.

El presidente del Consejo Europeo dejó claro que los líderes dedicaron “muy poco tiempo” en su reunión a abordar el tema del Brexit.

Por su parte, el primer ministro maltés, Joseph Muscat, cuyo país preside este semestre la UE, opinó que la propuesta de May tiene lagunas, como el hecho de que “los ciudadanos que lleguen en cierta fecha serán tratados de diferente manera que los que lleguen en otra”.

En cambio, se mostró conforme con la reciprocidad que pide May.

“Pero todos queremos más detalles”, dijo.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, recalcó que los líderes escucharon la exposición de la primera ministra británica pero que “no estaban en humor de negociación”.

“No podemos abordar las piezas de la negociación en los Consejos Europeos, no es ése el papel de ese formato de reunión”, apuntó.

Tusk insistió en que “el impacto del Brexit en los derechos de los ciudadanos es negativo”.

Dijo que si se comparan los derechos de los que gozan los ciudadanos actualmente con la propuesta de May, “está claro que hay una reducción de los derechos de los europeos en el Reino Unido, y queremos reducir ese riesgo”.

May dijo anoche a los líderes que no se pedirá a ningún ciudadano de la UE que vive actualmente de forma legal en el Reino Unido que deje el país en el momento del “brexit”, y que todos los ciudadanos europeos que residan legalmente al producirse la desconexión de la Unión tendrán la oportunidad de regularizar su estatus.

Para ello, se tendrán en cuenta “fechas de corte” de la llegada de los europeos al país, que no deberán en su opinión ser anteriores a la activación del artículo 50 (petición oficial de abandonar la UE) ni posterior a la de salida del país de la Unión (prevista para marzo de 2019).

 

AAE

comentarios
CARGANDO...