Mattis reafirma la alianza Washington-Tokio

El secretario de Defensa de EU, James Mattis, asegura que la alianza entre su país y Japón seguirá siendo una "piedra central" para la estabilidad en la región ante las amenazas de Corea del Norte y la creciente fortaleza de China. (AP)

El secretario de Defensa de EU, James Mattis, asegura que la alianza entre su país y Japón seguirá siendo una "piedra central" para la estabilidad en la región ante las amenazas de Corea del Norte y la creciente fortaleza de China. (AP)

Este viernes, el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, aseguró que la alianza entre su país y Japón seguirá siendo una “piedra central” para la estabilidad en la región ante las amenazas de Corea del Norte y la creciente fortaleza de China.

“La alianza entre Estados Unidos y Japón es beneficiosa para el mantenimiento de la paz, la prosperidad y la libertad y continuará siendo una piedra central para encarar un cambio en la situación de la seguridad de la región que no puede ignorarse”, dijo Mattis en la rueda de prensa celebrada tras su reunión con la ministra japonesa de Defensa, Tomomi Inada, en la capital japonesa.

“Estados Unidos seguirá protegiendo a Japón”, sentenció Mattis, quien suavizó de esta manera las palabras del presidente Donald Trump, quien durante su campaña electoral amenazó a Tokio y a Seúl con retirar las tropas estadounidenses de los dos países si no aumentaban su aportación económica para mantener a los contingentes.

Aunque Mattis aseguró que en el encuentro no trataron concretamente el monto de las aportaciones, el jefe del Pentágono dijo que “Estados Unidos aprecia sus contribuciones (de Japón)” y que el país asiático “está en el buen camino”.

Los titulares de Defensa de ambos países trataron el aumento de las actividades de China y el conflicto de las islas Senkaku, administradas por Tokio y reclamadas por Pekín.

“Las Senkaku están bajo la administración de Japón y EU se opone a cualquier acción unilateral que se oponga”, enfatizó Mattis, quien agregó que la potencia norteamericana contribuirá para “mantener el orden marítimo bajo el imperio de la ley” y apostó por resolver el conflicto por la vía diplomática.

La ministra Inada aseguró que “China es un vecino importante para Japón” y que el diálogo “está siempre abierto”.

En relación al traslado de la base estadounidense de Futenma en Okinawa, una relocalización que cuenta
con la amplia oposición de la población local, Mattis e Inada se mostraron de acuerdo en que el movimiento “es la única solución” y convinieron llevarlo a cabo lo antes posible.

Mattis también se reunió con el ministro de Defensa surcoreano Han Min-koo, con quien reafirmó un compromiso idéntico antes de viajar a Japón, donde finaliza su gira de tres días.

Pese a que la nueva línea de política exterior en la Casa Blanca aún es una incógnita, el viaje de Mattis a Japón y Corea del Sur es el primero que un miembro del Gabinete de Trump, en lo que supone un gesto de la nueva Administración para mantener a ambos países como socios clave en la región de Asia-Pacífico.

LHE

CARGANDO...