Massachusetts y NY se unen a demanda contra veto a musulmanes

Eric Schneiderman, procurador general de Nueva York.

Eric Schneiderman, procurador general de Nueva York. (AP)

Los procuradores generales de los estados de Nueva York y Massachusetts anunciaron este martes que se unen a la demanda contra la orden ejecutiva del presidente Donald Trump que impide la entrada a musulmanes de ciertos países a Estados Unidos.

“Como he dejado claro: la acción ejecutiva del presidente Trump es inconstitucional, ilegal y fundamentalmente anti-estadunidense, destacó el procurador general Eric Schneiderman, de Nueva York.

En un comunicado, Schneiderman expresó que su oficina se une para terminar en las cortes con una medida que considera “peligrosa y discriminatoria.

“Continuaré haciendo todo lo que esté a mi alcance para no sólo luchar contra esta orden ejecutiva, sino para proteger a las familias atrapadas en el caos generado por la precipitada e irresponsable implementación del presidente Trump, asentó el procurador.

Schneiderman declaró también que presionará al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y a los Servicios de Protección de Aduanas (CBP) para que proporcionen una lista completa de los detenidos a fin de que puedan acceder a servicios legales.

La demanda fue presentada originalmente por la Unión Estadunidense para las Libertades Civiles (ACLU), la Organización de Servicios Legales Jerome N. Frank en la Universidad de Yale, el Centro de Justicia Urbana y el Centro Nacional de Leyes de Inmigración.

Mientras tanto, la procuradora general de Massachusetts, Maura Healey, anunció igualmente su decisión de unirse a la demanda debido a que el lenguaje de la orden es “dañino, discriminatorio e inconstitucional, y discrimina sobre la base de la religión y el origen nacional.

Tanto Nueva York como Massachusetts siguen el ejemplo del estado de Washington, que el lunes anunció su decisión de respaldar la demanda. Por su parte, empresas como Amazon también han manifestado su intención de unirse al litigio.

De acuerdo con la orden ejecutiva de Trump, los nacionales de siete países de mayoría musulmana (Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen) no podrán ingresar a Estados Unidos en un plazo de 90 días.

Asimismo, la orden también suspende el asentamiento de refugiados durante un periodo de 120 días, y cancela de manera indefinida el arribo de refugiados provenientes de Siria.

El sábado pasado, un juez federal de una corte de Brooklyn, en Nueva York, determinó que las personas que hubieran arribado a Estados Unidos o estuvieran en tránsito podrían permanecer en el país si contaban con la documentación apropiada.

FJMM

comentarios
CARGANDO...