Madre deja a su hija de 17 meses en el desierto de Arizona para morir

amanecer arena desierto arizona estados unido

El amanecer en la arena en el desierto de Arizona, Estados Unidos (Getty Images)

Una mujer de Arizona que puso a su hija de 17 meses en un cochecito, la empujó en el desierto y la dejó morir en la mayor reserva indígena de Estados Unidos y ha sido sentenciada a 20 años de prisión.

El juez de distrito David Campbell dijo que Ashley Denise Attson, de 23 años, cometió un “asesinato intencional contra una niña inocente”.

Attson dejó a su hija en el desierto durante cuatro días antes de recuperar el cuerpo y enterrarlo en un agujero de animales, dijo el martes la Oficina del Procurador de los Estados Unidos de Arizona en un comunicado.

“En los próximos días conoció a amigos para tomar helado y publicó fotos de ella en Facebook”, dijo el comunicado.

La bebé nació con metanfetamina en su sistema y estuvo bajo la custodia de los servicios sociales la mayor parte de su vida antes de que Attson recuperara la custodia unos dos meses antes de que su hija muriera, dijeron los fiscales.

El portavoz del abogado de los Estados Unidos, Cosme López, se negó a comentar el motivo del asesinato y dijo que no podía proporcionar información adicional sobre las circunstancias de la muerte de la menor.

López también dijo que se tenía prohibido la revelación del nombre del niño porque era una menor. Los documentos de la corte se refieren a ella como “Jane Doe“.

Un ex fiscal dijo que estaba preocupado porque Attson recibió una condena de dos décadas. “20 años simplemente no es suficiente”, destacó.

Con información de Time

HVI

comentarios
CARGANDO...