Londres amenaza con suspender autonomía de Irlanda del Norte si no forma Gobierno

El edificio del Parlamento de Irlanda del Norte en Belfast (AP)

El edificio del Parlamento de Irlanda del Norte en Belfast (AP)

El Gobierno británico concedió este martes a los partidos norirlandeses más tiempo para negociar la formación de un Ejecutivo de poder compartido, pero aseguró que podría suspender la autonomía si no hay acuerdo en las próximas semanas.

Esa advertencia podría hacerse realidad después de Semana Santa, la fecha límite impuesta por Londres para que el Partido Democrático Unionista (DUP) y Sinn Féin, los más votados en las elecciones del pasado 2 de marzo, resuelvan sus diferencias y pongan fin a la enésima crisis política que afecta a la provincia.

El ministro británico para Irlanda del Norte, James Brockenshire, presentó ante el Parlamento de Londres las alternativas que baraja para acabar con la parálisis, después de que las formaciones agotasen el lunes el plazo para lograr un pacto de gobernabilidad.

El dirigente conservador también recalcó que la jefa de su Ejecutivo, Theresa May, continuará “activamente implicada” en estas negociaciones y negó que, como sugieren algunos críticos, se ha desentendido de los asuntos norirlandeses al estar más preocupada por la cuestión de la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Entre los escenarios que maneja Brockeshire si no hay acuerdo tras la Pascua, figura la suspensión de la autonomía y el gobierno directo desde Londres, la opción que, por otra parte, nadie desea, dijo el ministro.

El Gobierno británico también podría convocar otras elecciones regionales, pero el titular para la provincia dejó entrever que esa posibilidad está descartada, pues opinó que “no existe ahora apetito” entre el electorado norirlandés para acudir de nuevo a las urnas, tras los comicios de este mes.

“Ante la ausencia de un Gobierno autónomo, la responsabilidad de Reino Unido es ofrecer estabilidad política y buen gobierno (…) No queremos un Gobierno directo (…) Pero si fracasan las negociaciones consideraremos todas las opciones”, señaló Brockenshire.

Para evitarlo, insistió, los partidos deben “intensificar” sus conversaciones, en las que participarán también representantes de los Gobiernos de Londres y Dublín para tratar de acercar posiciones.

La amenaza de suspensión y gobierno directo choca con las declaraciones efectuadas a principio de mes por el primer ministro irlandés, el democristiano Enda Kenny, quien reveló que tanto él como May estaban de acuerdo en que no se tomaría esa medida.

HVI

CARGANDO...