Llevan al Senado el caso de ‘Ana’, indígena chiapaneca con síndrome de Down

Senadores presentan el caso de ‘Ana’, una mujer indígena que nació y vive en Chiapas, padece síndrome de Down y fue abusada sexualmente.

Senadores presentan el caso de ‘Ana’, una mujer indígena que nació y vive en Chiapas, padece síndrome de Down y fue abusada sexualmente. (Twitter: @MediosSenAPG)

Los senadores la llaman ‘Ana’ para proteger su verdadera identidad, aunque no tiene ni acta de nacimiento. Es un caso emblemático en el marco de las celebraciones del Día Internacional de la Mujer.

‘Ana’ es una mujer indígena que nació y vive en Chiapas. Padece síndrome de Down. Cuando era una menor de edad comenzó su sufrimiento. Un familiar cercano abusó sexualmente de ella. Sus padres lo denunciaron, pero del 2003 al 2015, el agresor de ‘Ana’ gozó de impunidad. Ella quedó embarazada y luego perdió al bebé.

Ninguna autoridad lo detuvo y él decidió regresar a violarla y embarazarla nuevamente. Los padres decepcionados ya no denunciaron al agresor. ‘Ana’ tuvo una niña que también padece síndrome de Down. No se le permitió abortar. Su hija tampoco tiene acta de nacimiento. Ambas sobreviven en una situación precaria.

Los padres de ‘Ana’ tienen más de 70 años de edad y temen por el futuro de su hija y de su nieta.

Por eso, la Comisión de Derechos Humanos del Senado y legisladores de todos los partidos firmaron un punto de acuerdo para que el Estado repare el abuso que ‘Ana’ ha sufrido por años en sus derechos humanos y se le proteja.

“¿Cuál es la situación hoy?, su papá y su mamá, ya personas adultas, grandes están frente a una situación muy complicada porque no pueden atender a su hija, que se encuentra sin posibilidades de caminar, de salir adelante, de hablar, que sé yo y lo mismo acontece con la niña de 10 años. Hay un riesgo latente de que pueda ser otra vez ella, inclusive su hija, violada. Hay una situación verdaderamente terrible, de una falta de atención de parte de las autoridades”, dijo Angélica de la Peña, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos en el Senado.

“En esta familia hay tres generaciones de mujeres afectadas, una niña, una adulta y una anciana”, detalló Silvia González, catedrática de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

‘Ana’ hoy tiene 33 años de edad, su hija 10.

Senadoras indignadas urgieron a homologar el delito de violación en todos los códigos penales del país porque hoy en día hay entidades donde es más grave robarse una vaca que abusar sexualmente de una mujer.

 

 

Con información de Claudia Flores.

 

 

 

LLH

comentarios
CARGANDO...