Levantan emergencia sanitaria por basura en Chilpancingo

La Secretaría de Salud de Guerrero emitió una Declaratoria de Emergencia Sanitaria, ante los riesgos por el cúmulo de basura en calles del municipio de Chilpancingo.

La Secretaría de Salud de Guerrero emitió una declaratoria de emergencia sanitaria, ante los riesgos por el cúmulo de basura en calles del municipio de Chilpancingo. (Notimex, archivo)

 

La Secretaría de Salud de Guerrero levantó la declaratoria de emergencia sanitaria para el municipio de Chilpancingo que emitió el pasado miércoles.

La emergencia sanitaria se decretó debido a una protesta de dos días por parte de alrededor de 600 recolectores de basura que llevaron casi mil toneladas de desechos a la plaza central de Chilpancingo luego de que fuera cerrado el basurero municipal.

“El área más afectada en este momento fueron los dos días que los compañeros de La Basura Jefa estuvieron en el centro”, señaló Marco Antonio Leyva Mena, alcalde de Chilpancingo.

Debido a la alerta sanitaria, fueron cerrados de manera temporal comercios fijos y semifijos de venta de alimentos y bebidas en el centro de Chilpancingo.

“Se dio a la indicación de la alerta para retirar la basura, limpiar, lavar, retirar la venta de alimentos en los puestos fijos y semifijos, se llevó a cabo. Se hizo toda esa limpieza e, insisto, se retiró el riesgo que era la presencia de la basura”, indicó Carlos de la Peña Pintos, secretario de Salud de Guerrero.

Don Jesús tiene un restaurante a un costado del zócalo de Chilpancingo.

Debido a la protesta y a la emergencia sanitaria decretada, se vio obligado a cerrar las puertas de su negocio.

“Hay varios negocios que cerraron. Y eso nos perjudica en nuestras ventas y la economía más que nada de todos. El primer cuadro de la ciudad es lo más afectado porque pues aquí llega todo eso, el olor. Los dos días que estuvieron ahí las camionetas, la verdad estuvo insoportable y sí nos afectó mucho”, externó Jesús García Rodríguez, restaurantero de Chilpancingo.

Personal de la Secretaría de Salud estatal y de Servicios Públicos Municipales limpiaron con cal y agua la plaza central del zócalo de Chilpancingo, donde permanecieron por dos días unas 100 camionetas recolectoras de basura cargadas con una tonelada de desechos cada una.

“Casi 900 toneladas se recolectaron, participaron cerca de 20 camiones de volteo junto con cerca de 16 transportes que tenemos aquí en el ayuntamiento de Servicios Públicos”, explicó Marco Antonio Leyva Mena, alcalde de Chilpancingo.

Este viernes, autoridades municipales informaron que la basura generada en Chilpancingo será depositada en un relleno sanitario en el municipio de Eduardo Neri durante los próximos 8 meses, hasta que sea abierto un nuevo basurero.

Con información de Janosik García.
Rar

comentarios
CARGANDO...