Lagarde condena ‘cobarde acto de violencia’ en sede del FMI en París

Autoridades francesas resguardan las instalaciones del Fondo Monetario Internacional en París tras ataque (Reuters)

Autoridades francesas resguardan las instalaciones del Fondo Monetario Internacional en París tras ataque. (Reuters)

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, calificó de “cobarde acto de violencia” el atentado con un paquete explosivo en la sede del organismo en París, que ha dejado un herido leve.

“Me han informado de la explosión en la oficina de París, que ha causado heridas a uno de nuestros empleados. Condeno este cobarde acto de violencia y reafirmo la intención del FMI de continuar nuestro trabajo en línea con nuestro mandato”, señaló Lagarde en un comunicado.

Lagarde agregó que el organismo esté “trabajando estrechamente con las autoridades francesas para investigar este incidente y garantizar la seguridad de nuestros empleados”.

La herida es una secretaria, que fue alcanzada en las manos y en la cara por la deflagración al abrir el correo, que iba destinado al jefe de la oficina europea del FMI, explicó el prefecto de policía de París, Michel Cadot, que se desplazó al lugar de los hechos.

 

Autoridades francesas resguardan las instalaciones del Fondo Monetario Internacional en París tras ataque (Reuters)
Autoridades francesas resguardan las instalaciones del Fondo Monetario Internacional en París tras ataque. (Reuters)

Autoridades francesas resguardan las instalaciones del Fondo Monetario Internacional en París tras ataque (Reuters)

En declaraciones a los medios, Cadot subrayó que la vida de la mujer no corre peligro, ya que la explosión no le afectó a ninguno de los órganos vitales, y que “los daños están bastante limitados”.

En cuanto al paquete, que había llegado por correo, dijo que “parece un artefacto pirotécnico o un petardo”.

En el momento de la explosión había tres personas en la oficina. La investigación se ha encargado a los servicios secretos y a la Policía Judicial.

El suceso se produjo en el edificio que el FMI comparte con el Banco Mundial en la avenida de Iena, en el distrito XVI de la capital francesa, que alberga numerosas embajadas.

En una primera reacción antes de que se conocieran los detalles del suceso, el presidente francés, François Hollande, dijo que había que hablar de “atentado, no hay otras palabras”, y que, “más allá de la solidaridad” con la persona herida, hay “que encontrar a los culpables” y lo harán “con obstinación y hasta el final”.

BLR

comentarios
CARGANDO...