‘La Minsa’ comparece en Texas tras su extradición a EU

Rueda Medina, fue detenido el 11 de julio de 2009, en Morelia, Michoacán; en EU podría ser sentenciado a cadena perpetua. (AP, archivo)

Arnoldo Rueda Medina, alias, ‘La Minsa’, extraditado a EU este viernes por México, e identificado como presunto jefe de sicarios de la organización criminal ‘La Familia Michoacana’, compareció por primera vez ante una corte del estado de Texas.

El presunto narcotraficante acudió ante el tribunal para responder por los cargos de narcotráfico y lavado de dinero.

El Gobierno de Estados Unidos sostiene que entre septiembre de 2008 y octubre de 2009, Rueda Medina y otros 13 acusados se encargaron de distribuir y transportar “varios kilogramos” de cocaína y metanfetaminas desde Michoacán (México) a localidades del norte de Texas, indicó el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Los criminales también transportaron supuestamente a Michoacán el dinero obtenido del tráfico de droga.

Entre septiembre de 2008 y octubre de 2009, Rueda Medina utilizó los beneficios de los envíos de droga para alquilar residencias en el norte de Texas, donde almacenaban los kilos de cocaína y metanfetaminas que posteriormente vendían, según el Departamento de
Justicia.

“Este caso y otros similares en todo el país demuestran que, cuando trabajamos juntos con nuestras divisiones de las fuerzas del orden tanto aquí como en México, podemos llevar al liderazgo del cártel ante la Justicia”, dijo el fiscal del distrito norte de Texas, John Parker, según recoge un comunicado del Departamento de
Justicia de Estados Unidos.

De ser considerado culpable por el cargo de narcotráfico, Rueda Medina se enfrenta a una sentencia mínima de 10 años de cárcel y una pena máxima de cadena perpetua, además de una multa de 4 millones de dólares.

De manera adicional, si es condenado por lavado de dinero, el mexicano encara una pena mínima de 20 años de prisión y una condena máxima de cadena perpetua, así como una multa de 500 mil dólares.

Rueda Medina, detenido el 11 de julio de 2009, estaba considerado por las autoridades mexicanas como el jefe de sicarios de ‘La Familia Michoacana’.

Su captura en la ciudad de Morelia, Michoacán, provocó entonces una virulenta reacción de esta organización criminal, que como represalia asesinó a doce policías federales durante una emboscada.

AGHO

comentarios
CARGANDO...