La historia de terror de una keniana violada el día de su boda

Terry Gobanga recuerda que el día de su boda fue secuestrada por un grupo de hombres (Foto: Facebook Terry Gobanga)

Terry Gobanga recuerda que el día de su boda fue secuestrada por un grupo de hombres (Foto: Facebook Terry Gobanga)

Una mujer keniana tuvo que enfrentar diversas adversidades en su vida, pero quizá la más fuerte es lo que vivió en 2005, cuando no pudo presentarse en su boda, en Nairobi, debido a que fue violada y apuñalada por un grupo de hombres, de los cuales logró sobrevivir.

La alegría de Terry Gobanga por casarse se convirtió en una historia de terror cuando fue secuestrada y brutalmente atacada sexualmente durante seis horas.

Ella estaba segura de que iba a morir mientras la violaban repetidamente varios hombres y la apuñalaron cuando intentó pelear, momentos antes de ser abandonada a un costado en una carretera.

Después de acompañar a una amiga a una parada del autobús y mientras regresaba a su casa, la mujer fue “repentinamente agarrada por detrás” por un hombre que procedió a meterla al asiento trasero de un automóvil.

“Había dos hombres más al interior, y se fueron, todo ocurrió en una fracción de segundos, me pusieron una tela en la boca para que no se escucharan mis gritos. Uno de los hombres me dijo que cooperara o moriría”, relató.

Terry Gobanga recordó cómo los hombres se turnaron para violarla.

“Estaba segura de que iba a morir, pero seguía luchando por mi vida, así que cuando uno de los hombres sacó la mordaza de mi boca le mordí su miembro”, señaló.

“Él gritó de dolor y uno de ellos me apuñaló en el estómago. Luego abrieron la puerta y me tiraron del coche en movimiento”, agregó.

Cuando la Policía llegó al lugar, pensaron que estaba muerta.

Sus padres entraron en pánico después de que no se presentó en la iglesia para casarse, y corrían los rumores de que ella podría haber cambiado su idea sobre la boda.

Los médicos en el hospital le dieron una noticia devastadora: “La herida de la puñalada penetró profundamente en el vientre y no podrás tener hijos”.

Mientras ella y su novio se casaron siete meses después del brutal ataque, la tragedia volvió porque murió su esposo menos de un mes después de haberse unido debido a la inhalación de dióxido de carbono.
Varios años más tarde, Gobanga se volvió a casar, y a pesar de que le dijeron que no podría tener familia, ella ha dado a luz a dos hijas.

La mujer asegura que ha perdonado a sus atacantes. Una tarea que no fue fácil, “pero me di cuenta de que estaba recibiendo un trato brutal por estar enojada con personas que probablemente no les importa. Tienes que seguir avanzando, gatear si tienes que hacerlo, pero moverte hacia tu destino porque está esperando, y tienes que ir a buscarlo”, aseguró Terry Gobanga.

Con información de The Independent

HVI/JLR

comentarios
CARGANDO...