#Trump

Casa Blanca niega que Trump tenga un borrador para reabrir prisiones secretas

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, rechazó en conferencia de prensa que Donald Trump tenga un borrador para la reapertura de prisiones clandestinas (AP)

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, negó que la oficina del presidente Donald Trump haya elaborado un borrador de orden ejecutiva para analizar la reapertura de las prisiones clandestinas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

El borrador de la supuesta orden, titulado “Detención e interrogatorios de combatientes extranjeros” y obtenido por los diarios The New York Times y The Washington Post, contempla la apertura de las prisiones clandestinas de la CIA, establecidas tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra Estados Unidos por el entonces presidente George W. Bush.

En su rueda de prensa diaria, Spicer, habló del borrador asegurando que “ese no es un documento de la Casa Blanca. No sé de dónde viene o dónde se originó”.

El documento no tiene sellos o encabezamientos oficiales e incluye tachones y erratas, lo que podría indicar que se trata de una propuesta en las primeras fases de evaluación o realizada antes de que el presidente asumiera el poder el pasado 20 de enero.

Aunque no lo ordena directamente, el texto pide examinar si es necesario “reestablecer el programa (de detenciones) para terroristas extranjeros de alto valor para que sean operadas fuera de Estados Unidos y si tal programa debería incluir instalaciones operadas por la CIA“.

Pese a que el borrador no habla de la restitución de las llamadas “técnicas de interrogatorio forzado”, consideradas tortura, la reapertura de estos limbos legales para detenidos en la guerra global contra el terrorismo hace temer que ampararen este tipo de prácticas prohibidas por ley.

El senador republicano John McCain aseguró que Trump puede “firmar todas las órdenes ejecutivas que quiera, pero la ley es la ley. No vamos a volver a usar la tortura en Estados Unidos”.

El decreto pide que la prisión en la base naval estadounidense de la Bahía de Guantánamo (Cuba) permanezca abierta para “la detención y procesamiento judicial de nuevos capturados”, no solo de Al Qaeda (como sucedió desde su creación en 2002), sino para combatientes del Estado Islámico (EI).

En este sentido, afirma que el penal de Guantánamo es “legal, seguro, humano y es consistente con las convenciones internacionales de las leyes de guerra”.

La orden revoca las restricciones impuestas por la Administración del expresidente Barack Obama a los procesos de captura y privación de libertad de sospechosos de pertenecer a organizaciones terroristas islamistas.

Otras medidas incluyen la revocación del mandato de Obama para que el Comité Internacional de la Cruz Roja pueda comprobar el estado de los detenidos en la guerra global estadounidense contra el terrorismo.

El decreto está acompañado por una “nota explicativa” en la que Trump critica a Obama por “limitar el uso de su autoridad”, entre otras cosas por detener, nada más tomar la riendas del Ejecutivo en enero de 2009, “todos los interrogatorios secretos de la Agencia Central de Inteligencia”.

HVI

comentarios
CARGANDO...