Kim Jong-nam murió de ataque cardiaco y no envenenado, según emisario norcoreano

Ri Tong Il, exembajador de Corea del Norte en la ONU, encabeza una delegación norcoreana desplazada a Malasia. (AP)

Ri Tong Il, exembajador de Corea del Norte en la ONU, encabeza una delegación norcoreana desplazada a Malasia. (AP)

Un emisario de Corea del Norte negó este jueves que Kim Jong-nam, el hermano mayor del líder del país, Kim Jong-un, fuera asesinado con un potente agente tóxico y atribuyó su muerte el pasado 13 de febrero en el aeropuerto de Kuala Lumpur a un ataque al corazón.

Ri Tong Il, exembajador de Corea del Norte en la ONU, quien encabeza una delegación norcoreana desplazada a Malasia para reclamar el cadáver, negó la versión malasia, en una declaración a la prensa delante de la embajada norcoreana, según recogió Channel News Asia.

Ri adujo que la víctima tenía un historial médico de problemas cardíacos y presión sanguínea alta, y aseguró que hay fuertes indicios de su deceso se produjo a causa de un ataque al corazón, añadió la cadena.

El diplomático también dijo que, de tratarse del agente VX, deberían enviarse muestras a la Organización para la Prohibición de Armas Químicas.

Las autoridades malasias indicaron que Kim Jong-nam murió minutos después de que dos mujeres, una indonesia y una vietnamita, le frotaran el rostro con el agente VX, según determinó una autopsia preliminar, mientras hacía cola para embarcar en un vuelo a Macao.

La Policía malasia cree que ambas fueron reclutadas por cuatro norcoreanos que huyeron del país el mismo 13 de febrero, horas después del incidente, y para quienes ha pedido ayuda a la Interpol para localizarlos.

Las autoridades malasias aún no han identificado formalmente a Kim Jong-nam -quien viajaba con un pasaporte diplomático a nombre de Kim Chol- a la espera de poder cotejar el ADN con el de algún familiar.

Corea del Sur identificó a la víctima como el hermano de Kim Jong-un y atribuyó el crimen a agentes norcoreanos, mientras que Pyongyang cuestionó la investigación policial y acusó a las autoridades malasias de conspirar con sus enemigos.

Las dos mujeres implicadas en el caso fueron imputadas el miércoles por asesinato, pese a que según dijeron, actuaron creyendo que habían sido contratadas para hacer una broma para un programa de televisión.

Las autoridades malasias anunciaron hoy que otro detenido, el químico norcoreano Ri Jong Chol, será puesto en libertad sin cargos y deportado a su país.

 

AAE

comentarios
CARGANDO...