Juez y esposa se deslindan del asesinato del juez Bermúdez

CIUDAD DE MÉXICO, México, oct. 19, 2016.- Jorge Arturo Porras Gutiérrez, juez de Distrito en Poza Rica, Veracruz, antecesor del juez, Vicente Bermúez Zacarías, asesinado el pasado lunes en Metepec, Estado de México, consideró injusto que lo señalen a él y a su esposa como presuntos implicados en el homicidio.

“En relación con la acusación que se hace que el único conflicto que tenía el juez fue debido a los malos manejos de su servidor y principalmente con mi esposa me parece algo absurdo. Lo cierto es que a mí no se me ha notificado que yo esté sujeto a investigación”, aseguró.

Según las investigaciones, el juez Bermúdez Zacarías había descubierto irregularidades en el juzgado y presentó una queja ante el Consejo de la Judicatura Federal contra la actuaria Mayumi Sánchez Torres, esposa del juez.

“Las acusaciones son totalmente absurdas, injustas y está en riesgo nuestro nombre, nuestra honorabilidad, nuestro trabajo, nuestra familia, incluso podría están en riesgo nuestra libertad No nos explicamos porque nos relacionaron a nosotros”, afirmó la actuaria Mayumi Sánchez.

El Juez Bermúdez Zacarías suspendió a la actuaria Mayumi Sánchez Torres, esposa Porras Gutiérrez, por tiempo indefinido desde el 12 de Julio del 2016.

“Se dice que yo mandaba a notificar a la licenciada Mayumi cuando yo era juez ahí, esto es totalmente falso porque la licenciada jamás fue actuaria También se dice que yo la mandaba con ciertos capos para que se entrevistara sin tener notificaciones al respecto, esto también es fácilmente descartable”, subrayó el juez Porras Gutiérrez.

La actuaria del juzgado quinto de Distrito en materias de Amparo y Juicios Civiles del Estado de México es investigada por visitar a reos en el penal de máxima seguridad El Altiplano, sin tener motivos para hacerlo.

“Mi trabajo como actuaria efectivamente es notificar a los internos ya sea de Altiplano o Santiaguito”, respondió.

Jorge Arturo Porras Gutiérrez fungió como juez quinto de Distrito en materia de Amparo y Juicios Civiles Federales en el Estado de México del 15 de octubre de 2013 al 28 de febrero de 2016 y aseguró que recibió amenazas de muerte.

“El tiempo que estuve en ese juzgado, casi todo goce del servicio de protección, es decir una escolta de ocho policías y camioneta blindada”,mencionó.

Agregó que tuvo el servicio de protección “dos años y estos dos años pues fueron difíciles, en el caso de su servidor fueron por amenazas de La Familia Michoacana, o sea, cuando uno como juez toma una decisión que no le gusta o no le conviene a estos grupos delincuenciales, pues vienen las amenazas y, en el caso de nuestro amigo que lamentable y cobardemente fue asesinado, ni siquiera lo amenazaron llegaron a ultimarlo a mí solo me amenazaron y, vino la protección, y gracias a Dios no me paso nada, pero en el caso de nuestro compañero no sabemos cuál sea la razón”.

Jorge Porras aseveró que después de siete meses de haber salido del juzgado quinto en Toluca para estar adscrito en Poza Rica, Veracruz, no ha sido notificado de un procedimiento en su contra.

RMT

comentarios
CARGANDO...