Johnny Depp bromea sobre asesinar a Trump; la Casa Blanca responde

Johnny Depp participa en el Festival de Glastonbury

Johnny Depp participa en el Festival de Glastonbury, Reino Unido (AP)

Johnny Depp generó controversia durante el festival musical británico de Glastonbury con una broma acerca del asesinato de Donald Trump, reflexionando sobre el tiempo que ha pasado desde que un actor asesinó a un presidente de Estados Unidos.

Depp, de 54 años, estaba hablando ante una multitud en la noche del jueves, antes de la exhibición de su película “The Libertine” (2004) en el marco del festival. La conversación derivó entonces hacia el presidente Trump.

“Es sólo una pregunta, no estoy insinuando nada. ¿Cuándo fue la última vez que un actor asesinó a un presidente?”, preguntó a la audiencia, en una posible referencia al actor John Wilkes Booth, que asesinó al presidente Abraham Lincoln en 1865.

“Ahora quiero aclarar que no soy un actor. Me gano la vida mintiendo. Sin embargo, ha pasado un tiempo y tal vez ha llegado el momento”, añadió el actor estadounidense.

La semana pasada, un hombre armado abrió fuego contra legisladores republicanos en Virginia mientras practicaban para un partido benéfico de béisbol.

El Servicio Secreto dijo en una declaración a la cadena ABC que monitorizaba activamente la información procedente de fuentes abiertas, incluidas las redes sociales, para detectar posibles amenazas.

Depp pareció mostrarse preocupado por el efecto de sus palabras. “Esto saldrá en la prensa”, comentó antes de decir la broma sobre Trump. “Será horrible”.

CASA BLANCA CRITICA COMENTARIOS DE JOHNNY DEPP

La Casa Blanca criticó los comentarios del actor Johnny Depp en los que se preguntó por la última vez que un intérprete asesinó a un presidente de Estados Unidos y pidió a Hollywood condenar ese tipo de retórica.

“El presidente (Donald) Trump ha condenado la violencia en todas sus formas y es triste que otros como Johnny Depp no hayan seguido su ejemplo”, comentó un portavoz de la Casa Blanca no identificado en un comunicado.

“Espero que algunos de los colegas del señor Depp condenen fuertemente este tipo de retórica como lo harían si sus comentarios fueran dirigidos contra un funcionario demócrata elegido”, agregó el portavoz.

En otro comunicado, el Servicio Secreto, que se encarga de la protección del presidente estadounidense y su familia, afirmó estar al tanto de los comentarios del intérprete.

“Por razones de seguridad operacional, no comentamos específicamente o en términos generales los medios y métodos con los que llevamos a cabo nuestras responsabilidades de protección”, detalló el Servicio Secreto.

En enero pasado, la cantante Madonna dijo en Washington que pensaba mucho sobre hace estallar la Casa Blanca y el rapero Snoop Dogg también causó polémica por un video musical en el que aparece apuntando con una pistola de juguete a Trump, representado por un actor maquillado como un payaso.

Recientemente, la humorista estadounidense Kathy Griffin provocó indignación por una fotografía en la que aparece sujetando una cabeza falsa de Trump, simulando una decapitación, y el propio mandatario denunció que la también actriz debería “estar avergonzada” de haber hecho algo así.

MLV

CARGANDO...