Jefes militares de Estados Unidos, Rusia y Turquía debaten la situación en Siria e Irak

Ciudad de Homs, Siria. (AP, archivo)

Ciudad de Homs, Siria. (AP, archivo)

Los jefes de los Estados Mayores de Rusia, Estados Unidos y Turquía se reunieron en la ciudad meridional turca de Antalya para debatir asuntos de Siria e Irak, señaló hoy un comunicado de las Fuerzas Armadas turcas.

El general Hulusi Akar, jefe de la cúpula castrense turca, fue el anfitrión de una reunión trilateral con su homólogo estadounidense, Joseph Francis Dunford, y el ruso, Valery Vasilyevic Gerasimov, se informó en la web oficial del Ejército turco.

“En la reunión se trataron asuntos relacionados con la seguridad en la región, especialmente en Siria e Irak”, indicó el texto, sin explicar más detalles ni precisar cuándo tuvo lugar el encuentro.

Varios medios turcos agregaron, citando fuentes militares anónimas, que en la reunión se trataron especialmente la operación contra la ‘capital’ del Estado Islámico, Al Raqa, que Turquía desea lanzar, y la cuestión de Manbech, un bastión de las milicias kurdosirias Unidades de Defensa Popular (YPG) al oeste de Éufrates, a pocas decenas de kilómetros de las fuerzas turcas en Siria.

El Gobierno turco ha declarado reiteradamente que “limpiar” Manbech de las milicias kurdas, que Ankara considera terroristas por sus vínculos con el PKK, la guerrilla kurda de Turquía, sería el próximo objetivo, pero anoche, el primer ministro, Binali Yildirim, matizó esta postura.

“Estados Unidos alza su bandera en Manbech, Rusia lo hace, es una carrera de banderas, el YPG está allí…  Nosotros no tenemos intenciones en Manbech, solo exigimos que el YPG se retire al este del Éufrates”, dijo Yildirim en una entrevista con el canal turco A Haber.

Aunque no ha habido aún combates directos entre las tropas turcas, que acaban de completar la conquista de Al Bab, un bastión del Estado Islámico, ayer un mortero lanzado por el YPG hirió a cuatro soldados turcos.

En un pequeño espacio de territorio en el noroeste de Siria y a escasa distancia hay milicias sirias rebeldes apoyadas por soldados turcos, el Ejército regular sirio apoyado por Rusia y las milicias kurdosirias YPG apoyadas por Estados Unidos.

Yildirim descartó que Turquía pueda intentar expulsar a las milicias kurdas de Manbech sin antes recibir luz verde de Moscú y Washington.

“No tiene sentido hacer una operación allí sin la cooperación de Rusia y Estados Unidos. No daría resultados y complicaría las cosas. Por eso ahora se llevan a cabo negociaciones militares y técnicas”, dijo el primer ministro.

En la misma entrevista, Yildirim confirmó que el piloto de las Fuerzas Aéreas sirias, que el sábado aterrizó en paracaídas en territorio turco, sigue en tratamiento en un hospital de la provincia meridional de Hatay y que todavía no se había decidido si se le iba a devolver a Siria.

“Es un asunto humanitario. Debe terminar su tratamiento médico y se investigará el incidente (del supuesto derribo del avión). Su familia ha pedido visitarlo y permitiremos la visita”, dijo el mandatario.

 

Con información de EFE.

 

RMT

comentarios
CARGANDO...