Jalisco incineró 550 cuerpos no identificados y no tiene su perfil genético

Interior del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (Noticieros Televisa)

En el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses están las cenizas de 550 cuerpos no identificados que la autoridad decidió incinerar en Jalisco. De la mayoría no hay perfil genético.

Según la Secretaría de Gobernación, Jalisco es la tercera entidad con el mayor número de personas desaparecidas: 2 mil 744. De 2006 a octubre de 2015, se cremaron mil 581 cuerpos no identificados.

Antonio tiene 23 años. Su cama quedó ordenada antes de salir, en su cuarto hay un espacio donde hacía abdominales. Le gusta hacer ejercicio.

Su mamá le regaló una guitarra, no ha aprendido a tocarla. Este año debería terminar la universidad.

“Soy estudiante en la carrera de Ingeniería de Gestión Empresarial, en el Instituto Tecnológico Superior de Zapopan. Les voy a platicar porque estoy a favor de hacer una tesis”, dice Antonio en un video. El joven desapareció en Jalisco.

Antonio, un joven desaparecido en Jalisco
Joven desaparecido en Jalisco (Noticieros Televisa)

Joven desaparecido en Jalisco (Noticieros Televisa)

Buscaba trabajo, aceptó una oferta que le hicieron por teléfono. Iría a Tala, un municipio cercano a Guadalajara, por cuatro días. El sueldo era bajo, pero comenzaría a ahorrar para poder regresar a estudiar.

El único error aquí fue que no tuvimos para pagar la universidad y él estuvo buscando el trabajo para eso. No lo encuentran, esa es mi desesperación, porque ya se va a cumplir dos meses”, dice la mamá de Antonio.

La mujer ha recibido llamadas con burlas e intentos de extorsión.

En una me dijeron que lo tenían y que querían lo que han gastado con él: 100 pesos, para el kilo de huevo. Me mandaron una foto distorsionada de él y pedían un rescate”, dice la madre de Antonio.

Tiene miedo, pero no deja de buscarlo.

De acuerdo con la Secretaría de Gobernación, hay 2 mil 744 personas desaparecidas en Jalisco, la Fiscalía estatal dice que son 2 mil 720.

Los colectivos de familias de desaparecidos tienen otras cifras.

Guadalupe Aguilar, del colectivo Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco, dice que los tienen “registrados 3 mil 739, hay discrepancia con la Fiscalía porque ellos no reportan todo lo que verdaderamente se debe de reportar”.

Según la Fiscalía, el responsable de las desapariciones es el crimen organizado.

No todo es el crimen organizado, pero si un 90 por ciento”, afirma Eduardo Almaguer, fiscal general de Jalisco.

En Jalisco las familias buscan a sus desaparecidos en fosas, servicios médicos forenses y entre urnas con cenizas.

El Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses reconoce que entre 2006 y 2015 fueron incinerados mil 581 cuerpos no identificados que tenían resguardados.

Según la respuesta a una solicitud de información hecha por Darwin Franco Migues, profesor investigador del ITESO, de esos mil 581 cuerpos sólo a 803 se les hicieron perfiles genéticos.

A los otros 778 se les tomaron fotografías y huellas dactilares, es decir, no hay forma de confirmar su identidad a través de pruebas de ADN. Más de mil urnas han sido entregadas.

Huellas dactilares de cuerpos no identificados e incinerados en Jalisco
Huellas dactilares de cuerpos no identificados e incinerados en Jalisco (Noticieros Televisa)

Huellas dactilares de cuerpos no identificados e incinerados en Jalisco (Noticieros Televisa)

“Tenemos alrededor de 550 cenizas, las tenemos trazadas, etiquetadas, en un cuarto, en una especie de bodega. En las cenizas ya no hay ningún tipo de recuperación, menos cuando son cremaciones controladas, en un horno crematorio”, explica Eduardo Mota Fonseca, doctor del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

El doctor Mota Fonseca, coordinador del Servicio Médico Forense del Instituto, argumenta que los cuerpos se incineraron porque no había espacio suficiente para almacenarlos. Asegura que el Ministerio Público y el Registro Civil siempre dieron autorización.

Despierta tuvo acceso a uno de los oficios que el doctor Mario Rivas Souza, director del Semefo, envió a Ricardo Carrillo Almeida, director del Registro Civil 1 de Guadalajara.

El texto dice: “Se tiene la instrucción del Agente del Ministerio Público 33A de la Fiscalía General de Justicia del Estado de incinerar los siguientes cadáveres de personas desconocidas”.

Doce hombres, dos restos óseos y cuatro más sin precisar.

Agrega que espera respuesta inmediata pues “se tiene un número significativo de cadáveres NN -no identificados- y que dicha cantidad va en aumento, pudiendo representar un riesgo a la salud”

El documento llegó a la Fiscalía General del Estado, a la Agencia del Ministerio Público y al Registro Civil a finales de septiembre de 2015.

Documento donde se solicita autorización para incinerar cuerpos no identificados en Jalisco
Documento donde se solicita autorización para incinerar cuerpos no identificados en Jalisco (Noticieros Televisa)

Documento donde se solicita autorización para incinerar cuerpos no identificados en Jalisco (Noticieros Televisa)

El gobierno de la entidad argumenta que las incineraciones se hicieron conforme al Reglamento de la Ley General de Salud y a la Ley del Registro Civil de Jalisco.

Sin embargo, en enero de 2013 entró en vigor, a nivel federal, la Ley General de Víctimas.

Julio Hernández Barros, extitular de la CEAV, afirma que “ninguna ley, incluyendo todas estas a las que se hacen referencia en Jalisco, puede estar por encima de la Ley General de Víctimas y por lo tanto resulta ilegal la acción que llevaron a cabo las autoridades de Jalisco”.

Las últimas incineraciones se hicieron a finales de 2015, 33 meses después de la disposición federal.

El doctor Eduardo Mota Fonseca, del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, dice que actualmente hay en el Servicio Médico Forense de la zona metropolitana 260 cuerpos sin identificar, esto es desde octubre de 2015 a la fecha.

De acuerdo con la Fiscalía estatal sí hubo investigación sobre el caso. Investigación que tuvo que ver con el funcionario que entregó cenizas a una familia, no con quien autorizó la cremación.

Eduardo Almaguer, fiscal general de Jalisco, explica el caso:

Hace entrega de las cenizas de su ser querido, debidamente identificadas, no hubo queja en ese sentido, pero se las da en una bolsa, en una bolsa negra y les dice: “aquí está su hijo”. Eso no lo podemos permitir. Si bien no fue la Fiscalía, fue en Ciencias Forenses, es cuando se inicia la investigación y se sanciona a este servidor público”.

Julio Hernández Barros, extitular de la CEAV, afirma que “la propia autoridad se encargó de impedir a las familias identificar los cuerpos, realmente gravísimo”.

Otra mujer perdió a su hijo y a su esposo desde 2013. Los secuestraron. Juntó apenas 30 por ciento del rescate y ella misma lo entregó. Vio de frente al presunto delincuente. Sus familiares no fueron liberados. Por miedo nunca ha denunciado.

“Me he hecho pruebas de ADN en laboratorios particulares, me he hecho pruebas de ADN en Ciencias Forenses Ciudadanas, me he hecho pruebas de ADN en Estados Unidos, y me he hecho pruebas de ADN en varios estados de la República”, dice la mujer.

Edificio del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses
Edificio del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (Noticieros Televisa)

Edificio del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (Noticieros Televisa)

Su búsqueda en hospitales, cárceles y servicios forenses no termina. Ya perdió la cuenta del número de cuerpos que ha visto en cuatro años.

“Tú sabes que cuando estás así no vas a dejar de buscar, aunque sea un pedazo de hueso tengo que encontrar”, dice la madre y esposa de desaparecidos.

En el año de la desaparición de su hijo y su esposo, fueron incinerados 239 cuerpos no identificados. Al año siguiente 184; en 2015, 110.

Cada 15 días pide al instituto resultados de las comparaciones de perfiles genéticos de cuerpos no identificados. Alguno, dice, podría ser positivo. “Yo ya no busco en vida, yo busco en muerte”.

Con información de Ana Lucía Hernández

MLV

CARGANDO...