Israel celebra 69 años de independencia

Israelíes sostienen banderas de su país mientras observan fuegos artificiales (EFE)

Israelíes sostienen banderas de su país mientras observan fuegos artificiales (EFE)

Israel conmemoró el Día de la Independencia, 69 años después de que David Ben-Gurión declarase el fin del Mandato Británico y la creación del país que dividió la Palestina histórica y dejó abiertas las puertas del conflicto con los palestinos que sigue sin resolverse.

Como cada año, las fuerzas aéreas israelíes dieron el pistoletazo de salida de las celebraciones con una exhibición aérea a lo largo de un país que luce cubierto de blanco y azul, los colores de la bandera que ondea en miles de coches, postes, edificios institucionales, viviendas y las manos de ciudadanos que festejan la efeméride.

Decenas de miles de ellos abarrotaron las playas y parques, donde se repitieron las escenas de familias y amigos disfrutando de pícnics y barbacoas, una imagen habitual, como también lo es la del intenso tráfico provocado por los miles de desplazamientos que se registran en esta festividad.

Según marca la tradición, el presidente de Israel, Reuvén Rivlin, fue el responsable de entregar, en compañía del primer ministro, Benjamin Netanyahu; el titular de Defensa, Avigdor Liberman, y el jefe del Estado Mayor, Gadi Eizenkot, la medalla a la Excelencia a 121 militares, uno más de lo que es habitual debido a un fallo en la lista de los galardonados, informó el diario digital Ynet.

Quedó reservada también para hoy una nueva edición del concurso internacional de la Biblia, en el que por primera vez en treinta años ganó un estudiante secular, el israelí Sagiv Lugasi, mientras que esta noche está previsto que Rivlin, Netanyahu y otros representantes hagan entrega del Premio Israel a las artes y las ciencias, uno de los más prestigiosos del país.

La Declaración de la Independencia de Israel se celebra el 5 del mes hebreo de Iyar y no por el calendario gregoriano, que coincidió en 1948 con el 14 de mayo -el 15 de mayo los palestinos conmemoran la Nakba (“catástrofe”, en árabe), cuando marcan el inicio de su desposesión y exilio.

Los eventos de este año se organizaron bajo el lema “Jerusalén, la eterna capital del Estado de Israel y del pueblo judío”, coincidiendo con la conmemoración del 50º aniversario de la Guerra de los Seis Días, que dio comienzo a la ocupación israelí de Cisjordania y la parte este de la ciudad santa, reclamada por los palestinos como capital de su Estado.

Así lo recordaban algunas voces, como la del periodista Chemi Shalev, que censura en su artículo “lo fácil que es celebrar el Día de la Independencia cuando corres un tupido velo sobre millones de personas privadas de derechos viviendo en la puerta de al lado”.

En el texto, Shalev aseguró que los israelíes “han eliminado de sus mentes desde hace mucho tiempo a los palestinos” y la ocupación militar bajo la que viven desde hace cinco décadas, una “ceguera” que, apuntó, “nos permite celebrar el Día de la Independencia como si fuéramos unos pocos inocentes y justos entre los malévolos, como en 1948, 1967 y 1973”.

Precisamente con el objetivo de encontrar una salida hacia la paz, poner fin a la ocupación y defender la creación de un Estado palestino independiente junto al israelí viajó ayer a Estados Unidos el presidente palestino, Mahmoud Abbas, para entrevistarse mañana con su homólogo estadounidense, Donald Trump, y analizar la situación en la que se encuentra el longevo conflicto.

HVI

comentarios
CARGANDO...