Irregularidades en sector salud de Oaxaca dejan hospitales inconclusos

CIUDAD DE MÉXICO, México, nov. 14, 2016.- El sector salud de Oaxaca se encuentra en coma. Es la segunda dependencia más endeudada en el estado.

Tiene decenas de hospitales en obra negra, millones de pesos gastados sin comprobar y un ex secretario de Salud involucrado en acusaciones de corrupción durante los cinco años que estuvo en la dependencia.

“Lo que encuentro es una crisis en la entidad, porque cuando llego están parados los más de 600 centros de salud y los 36 hospitales”, afirmó Héctor González, encargado de despacho de Servicios de Salud de Oaxaca.

Respecto a las finanzas dijo que ahí entró una institución que es la Secretaría de la Contraloría, “ellos son los que están viendo que es lo que pasó antes”.

El gobierno de Gabino Cué, en Oaxaca, heredó del priista Ulises Ruíz, 140 obras destinadas a ser hospitales, 40 no serán terminadas en lo que resta de la administración actual.

No obstante, el gobierno de coalición PRD-PAN encabezado por Gabino Cué Monteagudo, dejará una serie de irregularidades pendientes de aclarar en el sector salud, señalan las Auditorías Superior del Estado y de la Federación, respectivamente.

Un ejemplo es el Hospital de la Mujer. Un edificio que originalmente estaba destinado a ser oficinas, sin embargo, repentinamente el gobierno de Ulises Ruíz decidió que fuera hospital y dejó la obra en el abandono.

En 2010, ya con el nuevo gobernador, se consideró que era imposible convertir ese edificio en hospital.

“Convertirlo en hospital probablemente salga más caro que no haberlo hecho en otro sitio”, dijo Germán Tenorio, secretario de Salud de Oaxaca.

A pesar de esta declaración, el gobierno de Gabino Cué siguió con la obra en el mismo lugar.

“El hospital como tal puede tener sobreprecio de 40%”, refirió Tenorio en abril de 2015.

Aun así, el Hospital de la Mujer en Oaxaca sigue sin funcionar. Es un elefante blanco del sexenio de Gabino Cué, a pesar de que Oaxaca ocupa el primer lugar nacional en muerte materna.

En enero de este año, a través de un comunicado, el gobierno del Estado anunció que el hospital abriría sus puertas en el primer semestre del 2016, lo cual no sucedió.

Despierta comprobó que sigue sin funcionar. Llegó una nueva promesa: antes de que acabe el sexenio de Gabino Cué va abrir sus puertas.

“Pero lo vamos a echar andar en una primera etapa con 30 camas nada más. La pregunta es porque no a 120 para la que está diseñado porque los gastos de operación y la nómina los tiene que cubrir el gobierno del estado”, señaló Héctor González, encargado del despacho de los servicios de salud de Oaxaca.

En la obra del Hospital de la Mujer se han gastado cerca de 500 millones de pesos desde que se inició su construcción a la fecha, señala el encargado de la Secretaría de Salud.

Se trata de una construcción con muchas irregularidades en el manejo de sus recursos según el informe 2014 de la Auditoría Superior de la Federación.

Un ejemplo es que hace dos años para terminar el hospital los Servicios de Salud de Oaxaca no licitaron la obra y sin justificación se adjudicó por contrato directo a tres personas.

Esta no es la única anomalía en el Sector Salud detectada en la cuenta pública 2014 de Oaxaca.

El gobierno de ese estado no pudo comprobar el gasto de 188 millones de pesos procedentes del Seguro Popular.

También detectó que no se justificó el pago de 2 millones 770 mil pesos a dos personas que no cubrían el perfil para la plaza que fueron contratados.

La Secretaría de la Contraloría del estado también detectó un presunto desvío de recursos por 80 millones de pesos cuando Germán Tenorio Vasconcelos era el secretario de Salud, quien además incluyó a su hija Daniela en la nómina.

El 10 de junio de 2015 Tenorio Vasconcelos renunció a la Secretaría de Salud, tras revelarse que se había comprado un avión de 3 millones de pesos, en el tiempo que fue funcionario.

En septiembre pasado, el contralor del estado, Luis Felipe Cruz, informó que el ex secretario de Salud fue notificado de 4 inhabilitaciones para ser funcionario, cada una por 20 años.

Esta obra pretende ser un hospital. En 2013, el ex secretario de Salud, Germán Tenorio, dijo que el terreno tenía problemas legales. Aún así siguió la construcción.

Sobre el hospital que se construye en el municipio de Reyes Etla, Tenorio declaró que se había pagado un millón 800 mil pesos para reanudar la obra del hospital al ex presidente municipal, Vicente Reyes, uno de los dueños del terreno, quien supuestamente había donado el terreno.

Sin embargo, el hospital se encuentra en el abandono y el litigio por la posesión del terreno continúa.

En el Hospital de la Niñez Oaxaqueña, el área nueva de Oncología, inaugurada por Gabino Cué, ya presenta deterioro en el edificio.

El área de quemados quedará sin funcionar. Las autoridades consideran que se trata de un área necesaria pero no prioritaria. El equipo de vanguardia adquirido fue arrumbado en un almacén.

Para el área de quemados del Hospital Infantil sólo quedará la foto del recuerdo y el sector salud como una asignatura pendiente para los habitantes de Oaxaca.

KAH

comentarios
CARGANDO...