Irán sigue cumpliendo el acuerdo nuclear, dice la ONU

Imagen del reactor nuclear de la provincia iraní de Bushehr. (AP, archivo)

Imagen del reactor nuclear de la provincia iraní de Bushehr. (AP, archivo)

Irán sigue cumpliendo los compromisos acordados en el acuerdo pactado en 2015 con las grandes potencias para asegurar que no tiene capacidad de producir armas atómicas, según indicó este viernes el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), encargada de supervisar ese pacto.

Irán mantiene sus inventarios de uranio enriquecido dentro de los límites de pureza y de cantidad pactados en ese acuerdo, tampoco ha acumulado más agua pesada de la permitida, ni ha instalado nueva maquinaria ni ha llevado a cabo actividades fuera de los parámetros acordados, señaló el OIEA en un informe publicado en Viena.

En ese reporte restringido, al que tuvo acceso Efe, el OIEA señala que los depósitos de uranio enriquecido hasta el 3,67 % están en alrededor de los 101,7 kilogramos.

Esas existencias nunca han superado los 300 kilogramos que establece el acuerdo, según indicó hoy una fuente diplomática cercana al expediente iraní, que pidió no ser identificada.

Además, el organismo atómico de la ONU asegura que Irán “no ha conducido ninguna actividad de enriquecimiento de uranio o relacionada con la investigación y el desarrollo, y no ha habido ningún material nuclear en la planta” de Fordow, un antiguo centro de producción de combustible nuclear.

El informe indica que las autoridades iraníes mantienen congeladas las obras de la instalación de Arak, donde Irán tenía previsto construir un reactor de agua pesada con potencial de producir plutonio, un material que se usa en bombas nucleares.

En ese sentido, la cantidad de agua pesada acumulada, un componente esencial en la producción de plutonio, sigue estando por debajo de las 130 toneladas, como exige el acuerdo nuclear.

El informe recuerda que el pasado noviembre el agua pesada acumulada excedió en 100 kilogramos ese límite y que Irán procedió a exportar el sobrante.

A la fecha del pasado 14 de febrero, el “stock” de agua pesada era de 124,2 toneladas.

El OIEA señaló también que Irán sigue permitiendo el uso de mecanismos de vigilancia a distancia y sellos electrónicos, así como la recogida de información y, en general, el trabajo de los inspectores.

“Irán ha emitido visados de larga duración a los inspectores del organismo designados para Irán, tal y como lo solicitó” el OIEA, “facilitado lugares de trabajo adecuados (…) en las instalaciones nucleares y facilitado el uso de lugares de trabajo en lugares cerca de instalaciones nucleares”, señala el informe.

Igualmente, la República Islámica sigue aplicando de forma provisional el protocolo adicional del Tratado de No Proliferación nuclear que permite a los inspectores visitas sorpresas.

El acuerdo firmado en julio de 2015 tras meses de negociación buscaba limitar la capacidad y la magnitud del programa atómico iraní para asegurar que no puede desarrollar armas atómicas a corto plazo, unos 12 meses.

Ese periodo daría tiempo a la comunidad internacional a reaccionar si se detectan actividades prohibidas.

El acuerdo limitaba distintas actividades nucleares por plazos de entre 10 y 25 años.

A cambio, las potencias firmantes del pacto -Estados Unidos, Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania- se comprometieron a levantar sus sanciones comerciales, diplomáticas y nucleares contra Irán.

 

AAE

comentarios
CARGANDO...