Irán recibe con honores su primer avión Airbus nuevo en décadas

Irán recibió su primer avión nuevo de Airbus en décadas; el A321 llegó al aeropuerto Mehrabad de Teherán. (vía: Getty Images)

Con gran expectación y honores, Irán recibió su primer avión nuevo de Airbus en décadas, un símbolo del acuerdo nuclear y un primer paso hacia la modernización y expansión de la obsoleta flota de Iran Air.

La llegada del A321 con los colores de la aerolínea iraní al aeropuerto Mehrabad de Teherán, donde rodó por la pista bajo un arco de agua, fue calificada por las autoridades presentes en la ceremonia de hecho histórico.

Este avión es un resultado tangible del acuerdo nuclear alcanzado entre Irán y seis grandes potencias, que entró en vigor el 16 de enero del año pasado y supuso el levantamiento de las sanciones internacionales contra la República Islámica.

El director ejecutivo de la Organización de la Aviación Civil de Irán y presidente de Iran Air, Farhad Parvaresh, destacó durante el acto que un gran trabajo de “diplomacia y negociación” permitió el acuerdo con el fabricante Airbus, firmado en Francia al poco de la aplicación del pacto nuclear y concluido el pasado mes de diciembre.

“La exitosa entrega (del avión) abre una nueva era en la historia de la aviación civil iraní”, aseguró Parvaresh, quien expresó su esperanza de que a partir de “este gran momento” se empiece a renovar la flota iraní.

El responsable de Iran Air viajó de Toulouse (Francia) a Teherán en el A321, acompañado por el presidente de la división de aviones comerciales del consorcio europeo, Fabrice Brégier, entre otros pasajeros.

Ante las autoridades iraníes y numerosos diplomáticos, Brégier subrayó que el acuerdo entre Airbus e Iran Air es “histórico y significativo”.

Consideró que para la aerolínea de bandera iraní comienza una “emocionante era de renovación y expansión” y que la llegada del A321 supone también el fortalecimiento de los lazos entre Iran Air y Airbus.

La primera entrega de aviones Airbus a Irán tuvo lugar en 1978, todavía durante la época de la dinastía Pahleví, y desde entonces solo hubo un excepcional suministro de dos aeronaves en la década de 1990.

El acuerdo actual incluye la compra de un centenar de aviones de las familias A320 (46 unidades), A330 (38 unidades) y A350 XWB (16) por un valor de unos 10,000 millones de dólares, así como la formación de pilotos y la gestión del tráfico aéreo.

Hasta ahora, las aerolíneas iraníes habían sobrevivido con una flota antigua y con la compra de aparatos de segunda mano a otros países, debido a las limitaciones impuestas por las sanciones.

Al respecto, el subdirector de operaciones de Iran Air, Hasan Ghasemí, dijo que el pueblo iraní se merece “viajar con mejores aviones en vez de volar con (aerolíneas) extranjeras o con aviones de segunda, tercera o cuarta mano”.

Vestido todavía con el uniforme de comandante, Ghasemí, uno de los instructores que efectuaron en Hamburgo (Alemania) y Toulouse las pruebas de vuelo, insistió en la importancia de “volar dignamente”.

Iran Air también ha firmado acuerdos con otros fabricantes como el estadounidense Boeing y el europeo ATR para la adquisición de al menos 80 y 20 aparatos, respectivamente.

Se espera que antes del fin del año iraní, el próximo marzo, la República Islámica reciba unos ocho aviones nuevos de los fabricantes europeos, mientras que la entrega del primer Boeing está prevista en abril de 2018.

Para el comandante Hamzeh Farhadí, el encargado de pilotar el nuevo A321 desde Toulouse a Teherán, es “muy importante para Iran Air expandir la flota y las rutas en Irán y en el mundo”.

Junto a la escalerilla, Farhadí explicó que este avión nuevo comenzará operando rutas domésticas y probablemente sea programado más adelante en vuelos internacionales.

“Fue muy emocionante” ser seleccionado para el vuelo de hoy, reconoció el comandante, recordando probablemente ese especial aterrizaje y rodaje, en el que saludó y ondeó la bandera iraní ante la atenta mirada de cientos de personas y un gran despliegue

RAMG

CARGANDO...