#ISIS

Irak y Siria, el destino favorito de alemanas para unirse al Estado Islámico

Irak y Siria, el destino favorito de alemanas para unirse al Estado Islámico

Linda Wenzel, una alemana detenida en Mosul por pertenecer al Estado Islámico (Foto: Youtube/ Breaking News)

Linda Wenzel es una de las 20 mujeres extranjeras que el ejército iraquí encontró escondidas en un túnel tras anunciar la liberación de Mosul.

Un número importante de jóvenes europeos se unieron al Estado Islámico entre 2014 y 2015 cuando la agrupación extremista demostraba éxito en la conquista de territorio.

El grupo terrorista no solo reclutó a miles de combatientes extranjeros, sino también a mujeres, ya que, en el proyecto de creación de un verdadero Estado, era importante consolidar el núcleo familia. Algunas fueron convertidas en esposas de jefes yihadistas y otras fueron usadas como esclavas sexuales.

Sin embargo, las pérdidas en el terreno llevaron a la organización a incrementar la participación de las mujeres en los combates, en la parte final de la ofensiva en la ciudad vieja de Mosul, se registraron varios ataques suicidas realizados por ellas.

Linda fue detenida junto a un grupo de mujeres combatientes integrado por canadienses, rusas, turcas, chechenas, sirias y alemanas. Fue fotografiada por un soldado iraquí: asustada, despeinada y con el rostro lleno de polvo, su imagen frágil e infantil en medio de la devastación, se viralizó.

Linda Wenzel es originaria de una localidad de 8 mil habitantes cercana a Dresde, ahí vivía con su madre y su padrastro. Repentinamente la joven se convirtió al islam, mostró interés por el Estado Islámico y comenzó a hablar con un yihadista de origen checheno que fue el que la reclutó.

El 1 de julio de 2016 huyó de su casa rumbo a Frankfurt, donde tomó un vuelo hacia Turquía. Ahí las autoridades alemanas le perdieron la pista.

Todo indica que cruzó la frontera a Siria y finalmente llegó a Irak, donde se casó con el yihadista checheno. Poco tiempo después su esposo murió y ella quedó atrapada en Mosul.

Detenida en Bagdad, donde se recupera de una herida de bala en la pierna a consecuencia de un ataque desde un helicóptero, Linda asegura que se arrepiente de la decisión que tomó y solo quiere volver a casa, lejos de la guerra, de las armas y del ruido. En Dresde ya se abrió una investigación en su contra por pertenencia y colaboración con grupos terroristas.

De acuerdo con un informe de autoridades alemanas, Irak y Siria siguen siendo el destino favorito de alemanes que quieren unirse a la yihad. Se estima que al menos 930 personas han viajado desde Alemania a esos dos países para unirse a grupos terroristas, las autoridades calculan que al menos 200 son mujeres como Linda.

Con información de Noticieros Televisa

HVI

CARGANDO...