Investigan microorganismos para producir energía eléctrica en Yucatán

Especialistas del CICY, investigan potencial de microalgas para generar energía. (Notimex)

Investigadores del Centro de Investigación Científica de Yucatán, estudian el potencial energético de microalgas y de microorganismos marinos, para generar energía eléctrica.

“El potencial para producir energía, en esto nos enfocamos en la costa de Yucatán, puesto que nunca ha sido explorado, este es el primer estudio enfocado a ello”, señaló Rubí Vales, Centro de Investigaciones Científicas de Yucatán.

El proceso consiste en extraer las micro algas de los Puertos de Progreso, Dzilam y Sisal al Norte del estado, en donde existe la mayor concentración de materia orgánica en descomposición y residuos de combustibles.

Esas algas se cultivan durante poco más de un año y se extraen las llamadas “bacterias sulfato reductoras”, un compuesto que no sólo puede producir energía eléctrica, sino que puede limpiar cuerpos de agua contaminados por actividades del hombre.

Con las “bacterias sulfato reductoras” que se vierten al agua, se produce sulfuro de hidrógeno, un gas que degrada contaminantes y usado en la remoción de metales en suelos mineros.

“Queríamos ver si tenían bacterias sulfato reductoras, específicamente, que tienen potencial para producir energía, también tienen potencial para biorremediar los suelos contaminados por minerales, metales pesados”, indicó Rubí Vales, Centro de Investigaciones Científicas de Yucatán.

Las “bacterias sulfato reductoras” tienen la capacidad de generar energía eléctrica a través de estos tubos llamados “celdas de combustible microbianas” cuya función es almacenar voltios.

Cada celda puede almacenar 9.7 mili-voltios por metro cuadrado, que es una cantidad mínima de energía eléctrica.

“No es mucho, pero es algo significativo. Iluminación básica, ósea, no tanto para encender un aire acondicionado que demanda mucha energía, pero si para la iluminación de un cuarto”, explicó Rubí Vales, Centro de Investigaciones Científicas de Yucatán.

Las pruebas en laboratorio han sido exitosas y el objetivo de la investigación es verter los compuestos en las costas yucatecas y lograr en un futuro, prescindir del combustible fósil, sanear el medio ambiente y aprovechar de manera importante los recursos naturales en México.

Con información de Alejandro Sánchez.

Rar

comentarios
CARGANDO...