Investigadores de España y Colima trabajan en proyecto para analizar actividad volcánica

Protección Civil de Colima reporta diez explosiones del Volcán de Fuego, ocurridas del 10 al 16 de febrero

Protección Civil de Colima reporta diez explosiones del Volcán de Fuego, ocurridas del 10 al 16 de febrero. ( Twitter @PC_Colima)

Investigadores de la Universidad de Granada, España, y de la Universidad de Colima, trabajan en un proyecto que permita la modernización de los sismogramas que se utilizan actualmente para analizar el comportamiento de un volcán, empleando imágenes y la tecnología de los dispositivos móviles.

“Si en un momento determinado se es capaz de avisar con un cierto tiempo de que se va a producir una explosión pues se puede alertar, por ejemplo, a las autoridades de tráfico aéreo, incluso antes de que vaya a producirse una explosión”, indicó Jesús Ibáñez Godoy, investigador de Física Teórica y del Cosmos de la Universidad de Granada, España.

El proyecto pretende que las ciudades que conviven con un volcán, mejoren sus sistemas de alertamiento.

“Podemos saber hacia dónde va la nube de ceniza, por tanto, podemos alertar a la población de que puede tener caída de ceniza, lo que puede implicar mejoras a la salud pública”, explicó Jesús Ibáñez Godoy, investigador de Física Teórica y del Cosmos de la Universidad de Granada, España.

Esta colaboración científica, tendrá como laboratorio natural el volcán de Fuego de Colima y el volcán Etna en Italia.

“Para nosotros el volcán de Colima, digamos es un volcán laboratorio, la tipología de Colima, es una tipología altamente explosiva, por ahora en este sentido caótica porque no llegamos a entender cuáles son esos cambios y es lo que estamos buscando, mientras que el Etna es eminente efusiva con una componente explosiva”, destacó Jesús Ibáñez Godoy, investigador de Física Teórica y del Cosmos de la Universidad de Granada, España.

Los expertos analizaron también el comportamiento actual del volcán de Fuego de Colima, que desde el pasado 3 de febrero se mantiene en calma, a pesar de ello, la actividad sísmica permanece intensa, la temperatura del cráter supera los 400 grados centígrados y son constantes las emanaciones de gas y vapor de agua que emergen desde la cima del cráter.

Con información de Bertha Reynoso.

Rar

CARGANDO...