Investigación por medicamentos tóxicos en Guerrero, en manos de Cofepris

Una enfermera alista el medicamento para una ronda de quimioterapia. (Getty Images)

Una enfermera alista el medicamento para una ronda de quimioterapia. (Getty Images)

En el Instituto Estatal de Cancerología de Guerrero se procura atención médica con fármacos aprobados por la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris), de acuerdo con el secretario de Salud en la entidad, Carlos de la Peña Pintos.

En entrevista telefónica para Despierta con Loret, el funcionario afirmó que los señalamientos de que un paciente pediátrico murió por la toxicidad del medicamento administrado, son falsos, porque la institución no administra “tratamientos sin registros sanitarios, todos los medicamentos administrados cuentan con registro sanitario”.

Aseguró que de la investigación local y del análisis “minucioso que hizo Cofepris”, se desprende “que no tenemos facturas que demuestren la compra del Methotrexate”. Además, dijo que es obvio que el medicamento “es tóxico, no es inocuo, porque no sólo ataca las células cancerígenas”, pero rechazó que por esa causa haya un fallecimiento. El niño murió “por el avance natural de la enfermedad, por las complicaciones”.

Al ser cuestionado sobre las razones por las cuales los directivos del hospital habían sustituido medicamentos patentados por fármacos genéricos que no cumplen con estándares de calidad en la aplicación de quimioterapias, respondió que de las investigaciones realizadas no “ha salido conflicto de interés”.

Insistió en que los medicamentos que se utilizan son avalados por la Cofepris “y se compran de acuerdo con las licitaciones correspondientes”, aunque también admitió que “puede ser que se compren de manera directa y no hay ningún problema”.

Señaló que las instituciones guerrerenses son garantes de la salud de los ciudadanos y “nos sometemos a cualquier escrutinio, pero “esta investigación está en manos de las instituciones y nosotros tenemos que contestar institucionalmente”.

El funcionario estatal negó que se haya entregado un expediente mutilado, con cuatro páginas con información clave faltantes, a las instituciones encargadas de la investigación y rechazó que se hayan desestimado las quejas de los doctores; tampoco respondió por qué el director del IECAN no tiene cédula profesional.

“Sí hemos investigado, pero ahora está en manos de la Cofepris, de la Comisión de Arbitraje Médico y de Derechos Humanos, y responderemos sólo institucionalmente”, finalizó.

tfo

comentarios
CARGANDO...