Investigan a esposa de candidato francés por ganar 538,000 dólares con empleo ficticio

Penélope Fillon, la esposa de Francois Fillon, candidato conservador al Elíseo, se encuentra en el escrutinio de Francia por supuesto uso indebido de dinero público (Getty Images/archivo

La justicia francesa abrió una investigación tras las revelaciones de que el candidato de la derecha a la presidencia de Francia y favorito en las encuestas, François Fillon, contrató a su mujer con un empleo supuestamente ficticio cuando era diputado.

La Fiscalía Nacional Financiera anunció en un comunicado que es una investigación preliminar por el puesto que durante ocho años ocupó Penelope Fillon como asistente parlamentaria de su esposo y luego del parlamentario al que este cedió su circunscripción electoral mientras fue ministro de Asuntos Sociales.

Se trata de determinar si hubo malversación de fondos públicos, abuso de bienes sociales.

Las pesquisas, encargadas a los agentes de la Oficina Central de Lucha contra las Infracciones Financieras y Fiscales (OCLCIFF), son consecuencia de las informaciones publicadas hoy por “Le Canard Enchaîné” sobre esos contratos, por los que recibió unos 500,000 euros brutos.

Estuvo formalmente contratada entre 1998 y 2002 como colaboradora de su marido, que era entonces diputado, pero según el semanario satírico en la práctica no tenía ninguna misión ni en la Asamblea Nacional ni en la circunscripción electoral.

En mayo de 2002, cuando al comienzo de la presidencia de Jacques Chirac Fillon se convirtió en su ministro de Asuntos Sociales, su esposa fue contratada de nuevo como asistente parlamentaria, esta vez por el diputado al que su marido cedió la circunscripción, en el departamento de Sarthe, Marc Joulaud.

“Le Canard Enchaîné” destacó que en esa época Penelope Fillon se presentaba como una ama de casa y que no hay constancia de que trabajara en la cámara baja.

Su misión con Joulaud terminó cuando Fillon fue nombrado primer ministro en mayo de 2007 por el recién elegido presidente Nicolas Sarkozy.

Con la victoria en las presidenciales de 2012 del socialista François Hollande, Fillon, ya en la oposición, fue elegido diputado de nuevo en junio y volvió a contratar a su mujer.

En Francia, los parlamentarios disponen de una financiación (9.561 euros al mes actualmente) para contratar hasta a cinco asistentes para el ejercicio del cargo, y no es ilegal hacerlo con familiares.

Más del 10 % tienen como colaboradores a miembros de su familia cobrando dinero público de esa partida. En una primera reacción, Fillon dijo hoy estar “escandalizado”
por la publicación de la información -sin entrar en el fondo-, acusó al semanario de “misoginia” por los comentarios satíricos acerca de su esposa y denunció que hay una voluntad de perjudicarle políticamente.

Lo cierto es que este asunto llega en un mal momento para el hasta ahora favorito de los sondeos para ocupar el Elíseo a partir de mayo, que tenía programado un relanzamiento de su campaña –algo apagada en las últimas semanas- con un gran mitin el próximo domingo.

Sobre todo, porque durante las primarias de la derecha en octubre se había servido de la ejemplaridad en la acción pública como argumento contra Sarkozy, uno de sus rivales.

A propósito de los procedimientos judiciales en los que está sumido el expresidente, Fillon subrayó entonces que alguien que aspire a la jefatura del Estado debería ser intachable”. “¿Quién imagina al general de Gaulle imputado?”, se preguntó.

HVI

comentarios
CARGANDO...