Inversión fija bruta aumenta 2.9% en mayo: INEGI

Inversión fija bruta en mayo, según el INEGI

Inversión fija bruta en mayo, según el INEGI. (Noticieros Televisa)

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer que la inversión fija bruta en México tuvo un crecimiento real de 2.9 por ciento en mayo pasado, frente al mes inmediato anterior, con cifras desestacionalizadas.

Por componentes, el INEGI reportó que los gastos en maquinaria y equipo total aumentaron 2.5 por ciento y los de construcción 1.9 por ciento en términos reales en el quinto mes de 2017, respecto al mes previo, según datos ajustados por estacionalidad.

En su comparación anual, la inversión fija bruta avanzó 1.1 por ciento en términos reales en el mes de referencia, donde los gastos en maquinaria y equipo total se incrementaron 5.9 por ciento; mientras que los de construcción disminuyeron 2.4 por ciento con relación a mayo de 2016.

El INEGI explicó que el indicador de la inversión fija bruta (IFB) proporciona información sobre el comportamiento mensual de la inversión fija, integrada por los bienes utilizados en el proceso productivo durante más de un año y que están sujetos a derechos de propiedad.

El impacto de la inversión en infraestructura sobre el crecimiento económico es de gran relevancia en un contexto en el que la recuperación económica mundial aún no se considera definitiva; las bajas tasas de interés nominales imprimen un panorama de facilidad para el financiamiento de inversión productiva en infraestructura y las cifras de desempleo mejoran lentamente.

Entendiendo inversión en infraestructura como el gasto dedicado a aumentar el acervo de elementos, dotaciones o servicios necesarios para el buen funcionamiento de un país (puentes, carreteras, generadores de energía, equipamiento de telecomunicaciones, etc.), se espera, a un nivel teórico, que esta inversión tenga efectos expansivos sobre la capacidad productiva de una economía.

Los canales por medio de los que este efecto se manifiesta pueden ser variados y de diversa índole. El primero y más evidente es el efecto directo generado por un aumento en la demanda agregada vía el gasto en inversión. En segundo término, están los efectos multiplicadores indirectos, como el potencial aumento en productividad generado por la reducción de costos en las empresas, la mejora en el acceso a territorios productivos, el incremento en los niveles de salubridad y de educación de la población, la disminución de tiempos muertos en los procesos, entre otros.

 

 

 

tfo

comentarios
CARGANDO...