Familias de jabalíes terminan con campo de futbol en España

Familias de jabalíes terminan con campo de futbol en España

Familias de jabalíes terminan con campo de futbol en España. (Facebook/Cazás SD)

Con premeditación, alevosía y a plena luz del día. Pese a que se habían tomado medidas de refuerzo para evitar la catástrofe, una familia de jabalíes hizo caso omiso y arremetió contra el campo de futbol de su equipo local, la Sociedad Deportiva Cazás.

El humilde equipo gallego, al norte de España, un club de Tercera Autonómica con los peores resultados de la temporada, ahora además se queda sin terreno de juego por culpa de una manada de cerdos salvajes, que parece que se hartaron de ver como perdía su equipo cada fin de semana.

No es la primera vez que los puercos bravos se dedican a escarbar en el césped, aunque en esta ocasión lo dejaron impracticable.

Hasta tal punto que la dirección técnica del SD Cazás ha tenido que cerrar las instalaciones hasta la primavera para poder conseguir recursos financieros para su arreglo y esperar a que llegue el buen tiempo, ya que las heladas no permiten volver a sembrarlo.

De esta manera el equipo gallego pierde por goleada, es el último de su grupo, y ahora también se quedan sin poder jugar en casa.

Eso sí, podrán seguir compitiendo gracias a que el pueblo vecino Momán, le ha prestado su campo por tiempo indefinido.

Nadie está seguro cual es el sabroso manjar que encuentran los jabalíes en el terreno deportivo del SD Cazás para que sorteen una y otra las diferentes vallas y trampas con las que se trata de impedir su entrada.

Algunos creen que se trata de algún tipo de abono que pudieron haber utilizado en algún momento.

Otros piensan que se trata de alguna clase de lombriz que les llame especialmente la atención. Algunos vecinos achacan a que el alcalde de la localidad del noroeste español ha vedado la caza del jabalí y consideran que hay demasiados.

Sea como fuere lo cierto es que a la manada de cerdos bravíos les encanta labrar con su hocico el campo siempre que pueden dejándolo lleno de socavones por lo que es imposible llevar a cabo ningún tipo de juego.

Lo único cierto es que tan modesto es este club de balompié que su presupuesto no llega para poder levantar bloques de cemento con los que evitar una nueva incursión de los animales que siguen escarbando para entrar por debajo del vallado.

Tampoco saben cómo van poder pagar la renovación del césped. Por eso comienzan a echar mano de la imaginación y ya hay algunas propuestas, como la de organizar un partido solidario con un equipo consolidado, ya sea masculino o femenino, que se presten a ayudarles para recaudar fondos.

Una idea que puede ser la solución para mejorar su presupuesto y quién sabe si quizás una victoria disuadiría a la manada de jabalíes de volver a arar el terreno de juego.

Con información de Yolanda Fernández, Noticieros Televisa

 

LSH

CARGANDO...