Argentina no pierde las esperanzas de encontrar el submarino ARA San Juan

Argentina no pierde esperanzas encontrar submarino ARA San Juan

Submarino argentino ARA San Juan. Reuters/Archivo

La Armada Argentina reafirmó este lunes su “voluntad” de encontrar al submarino ARA San Juan, desaparecido hace 26 días con 44 personas a bordo en aguas del Atlántico Sur, a pesar de que ya han barrido sin éxito el área de búsqueda más de dos veces “con la mejor tecnología del mundo”.

Seis buques nacionales y extranjeros continúan rastreando el lecho marino para intentar identificar al ARA San Juan entre la multitud de navíos hundidos y formaciones rocosas que pueblan las profundidades.

Hasta el momento la zona de búsqueda se mantiene en una superficie circular de 4 mil metros cuadrados en torno a la última localización del submarino, en el área de operaciones del Golfo San Jorge, 432 kilómetros de la costa patagónica, y hasta los mil metros de fondo.

“No vamos a buscar más allá de los mil metros, (buscaremos) donde hay mayor probabilidad de ocurrencia del submarino en función de todos los indicios que tenemos. Sería como malgastar todo el esfuerzo de buques nacionales y extranjeros con un equipamiento de

alta tecnología para buscar más allá de un área que no corresponde”, aseveró el portavoz de la Armada, Enrique Balbi, en su parte diario.

“Teniendo en cuenta el margen de error, no puede estar más allá de esos 40 kilómetros de radio”, continuó.

El vocero remarcó que “la voluntad es poder detectar” al submarino, aunque ya se han barrido sin resultados el área de búsqueda más de dos veces “con la mejor tecnología del mundo”.

Durante los últimos días se han descartado siete contactos realizados por los buques y, pese a todo, la fuerza castrense no pierde la esperanza.

El oceanográfico estadounidense Atlantis intentará identificar hoy si el nuevo objeto localizado a 700 metros de profundidad y ubicado al sudoeste del centro del área de búsqueda se corresponde con el sumergible desaparecido.

Las condiciones meteorológicas adversas juegan en contra de los rastreadores que actualmente se encuentran desplegados en la zona de operaciones.

“La meteorología no es la óptima pero tampoco dejamos de buscar”, explicó Balbi, quien además señaló que los buques siguen realizando el barrido de fondo y rastreo con sumergibles por control remoto para detectar cualquier objeto que pueda identificarse con el ARA San Juan.

Esta tarea se dificulta por las irregularidades del suelo marino, una especie de cordillera invertida que complica el rendimiento de los sensores y provoca que se originen rebotes falsos que causan “mayor incertidumbre”.

Han sido muchas las hipótesis extraoficiales que se han barajado hasta el momento sobre qué le ocurrió al submarino, pero Balbi fue tajante al reiterar que no harán conjeturas y que únicamente darán cabida a evidencias “claras y concretas”.

En este sentido, recordó que no existen indicios de que la desaparición del ARA San Juan pueda estar vinculada a un ataque militar inglés.

Por el momento, la Armada mantiene su “compromiso” de seguir buscando al ARA San Juan.

“Hasta el momento no tenemos ninguna fecha tope en el área de búsqueda, sí hay fecha para abastecer combustible”, aseveró en relación a que algunos de los buques desplegados deberán regresar a puerto para reabastecerse.

Desde el principio, la desaparición del submarino reabrió el debate sobre el papel de la Armada Argentina, un ente muy lastrado en la opinión pública desde el fin de la última dictadura militar (1976-1983) y una de las instituciones más olvidadas por los presupuestos estatales en las últimas décadas.

El ARA San Juan había partido el pasado 13 de noviembre desde el sureño puerto de Ushuaia, donde participó en unas maniobras de adiestramiento integrado, y se dirigía de regreso a su base, en Mar del Plata, cuando sufrió un principio de avería en las baterías de proa que fue subsanado.

Horas después se perdió toda comunicación con el aparto y dos agencias internacionales registraron en la zona “un evento consistente en una explosión” que podría estar relacionado con la desaparición del submarino.

La Justicia argentina sigue su propio rumbo a la hora de investigar lo sucedido.

La jueza Marta Yáñez, encargada de investigar lo ocurrido, afirmó hoy que está trabajando con la premisa de que no podrán encontrar o reflotar la nave.

“Yo me estoy manejando en la situación actual. A 25 días (sic) de búsqueda se dejó de especular con que había posibilidad de sobrevida o de rescate efectiva. Entonces me manejo con la máxima de que no los fuéramos a ubicar, o si es ubicado que no lo pudiéramos reflotar”, expresó la magistrada en declaraciones a radio La Red.

En estos momentos están siendo investigadas 12 cajas con documentación aportada por la Armada, quien además aseguró que tiene contacto “permanente” con Yáñez, para actualizar la información “a medida que van surgiendo novedades”.

Con información de EFE.

FJMM

CARGANDO...