Estados Unidos se declara ‘preocupado’ por ola de violencia en Birmania

Estados Unidos se declara preocupado ola violencia Birmania

Miles de personas protestan contra la violencia contra musulmanes en Birmania. AP

La Casa Blanca se declaró este lunes “profundamente preocupada” por la ola de violencia desatada en Birmania, Myanmar, contra la comunidad rohinyá y que ha obligado a huir en las dos últimas semanas a más de 300 mil personas.

“Estados Unidos está profundamente preocupado por la crisis en curso en Birmania”, señaló en su rueda de prensa diaria la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

La portavoz del presidente estadounidense, Donald Trump, condenó asimismo los “recientes ataques” registrados en Birmania.

La crisis comenzó el pasado 25 de agosto tras un ataque de un grupo insurgente rohinyá contra casetas policiales y militares en el estado de Rakhine, en el noroeste de Birmania, que fue respondido con una operación militar en la zona.

La formación insurgente, el Ejército de Salvación Rohinyá de Arakan (ARSA), declaró el sábado un alto el fuego durante un mes para permitir la entrada de asistencia humanitaria, algo que ha sido rechazado por el gobierno birmano.

La oficina de la ONU en Bangladesh informó hoy de que 313 mil miembros de la minoría musulmana rohinyá han llegado a este país desde el pasado día 25 huyendo de la violencia en Birmania.

Además, el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, señaló hoy que en Birmania puede estar produciéndose una limpieza étnica de la comunidad rohinyá, además de posibles crímenes contra la humanidad.

Esta nueva crisis se produce después de que a finales del año pasado el Ejército birmano llevara a cabo otra campaña militar tras un ataque insurgente, que en aquella ocasión provocó la llegada a Bangladesh de más de 80 mil rohinyás y la condena de organismos internacionales y organizaciones de derechos humanos.

Entre 300 mil y 500 mil rohinyás vivían ya antes de esta crisis en Bangladesh, país que solo reconoce como refugiados a 32 mil de ellos, afincados en los campos del distrito suroriental de Cox’s Bazar.

Las autoridades de Birmania no reconocen la ciudadanía a los rohinyás, mientras que Bangladesh considera ciudadanos birmanos a los miembros de esta minoría.

FJMM

CARGANDO...