Humala y su esposa pasan su primer día en la cárcel en Lima

expresidente, Perú, Ollanta Humala, perú, prisión, detenido

El expresidente de Perú Ollanta Humala (i) abandona junto a su esposa (d) el local de su partido político. (EFE, archivo)

El expresidente de Perú Ollanta Humala (2011-2016) y su esposa, Nadine Heredia, pasaron su primer día encarcelados, en medio de la expectativa que ha generado la apelación que presentarán para intentar cambiar su situación judicial.

El abogado de Humala, Julio César Espinoza, y el de Heredia, Wilfredo Pedraza, tienen plazo hasta el martes para sustentar por escrito la apelación que buscará revertir la orden judicial de 18 meses de prisión preventiva dictada por el jueves en su contra.

El proceso demorará entre nueve días y dos semanas, y la decisión final estará a cargo de la Segunda Sala Penal de Apelaciones, que integran los jueces César Sahuanay, María León e Iván Quispe.

Durante la audiencia pública, es probable que la posición de la Fiscalía sea defendida por el fiscal superior y coordinador de las fiscalías de lavado de activos, Rafael Vela.

Humala y Heredia fueron recluidos el viernes en cárceles distintas para cumplir con la orden de prisión preventiva dictada por el juez Richard Concepción Carhuancho, titular del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional.

El expresidente fue enviado hasta la prisión policial del distrito de Ate-Vitarte, al este de Lima, donde también está el exmandatario Alberto Fujimori (1990-2000), quien cumple una condena a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad.

El jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), Carlos Vásquez, informó que Humala y Heredia serán sometidos a un régimen de reclusión especial, que incluye medidas de seguridad por los altos cargos que ostentaron hasta el año pasado.

“Se ha determinado que el ambiente y las condiciones sean adecuadas, independientes y separadas del resto de la población, mientras dure la prisión preventiva. No es un aislamiento, es una medida de seguridad. Tienen sus horas de patio y régimen de visitas de familiares”, explicó.

Vásquez dijo que estas medidas comprenden que en ningún momento “se unirán a los demás internos o internas” de los penales en los que han sido recluidos.

La prisión preventiva fue solicitada por el fiscal Germán Juárez, que desde hace dos años investiga a Heredia y después a Humala por la presunta comisión de los delitos de lavado de activos y asociación ilícita para delinquir en las donaciones recibidas por el Partido Nacionalista Peruano (PNP) para las campañas de las elecciones presidenciales de 2006 y 2011.

Entre las investigaciones está la sospecha de que recibieron dinero del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez para la campaña de 2006 y 3 millones de dólares de la constructora brasileña Odebrecht para las presidenciales de 2011, en las que Humala fue el ganador frente a Keiko Fujimori, hija de Alberto Fujimori.

Tras ingresar en prisión durante la tarde del viernes, Humala manifestó, en un mensaje en su cuenta en Twitter, su agradecimiento por “las muestras de cariño” de sus “militantes, amigos y la población”.

“Sé que están cerca desde ayer. Un fuerte abrazo”, remarcó.

En un mensaje previo, el exmandatario había afirmado que él y su esposa son víctimas de un “abuso de poder” de las autoridades.

“Esta es la confirmación del abuso del poder, al que nosotros le haremos frente, en defensa de nuestros derechos y de los derechos de todos”, señaló.

Humala también replicó sendos mensajes de su esposa, quien expresó su confianza en que la decisión judicial de prisión preventiva será revertida por una instancia superior.

“A pesar de la arbitrariedad estamos aquí, confiamos en que ésta decisión se va a revertir por ser de justicia. Confiamos en nuestro país”, remarcó Heredia.

La exprimera dama peruana agradeció, además, “a los que no sentencian antes de tiempo y que creen en la inocencia hasta que existan pruebas en contra”.

RAMG

CARGANDO...