Insultan y amenazan, así trabajan los despachos de cobranza

despachos, cobranza, quejas, llamadas, insultos, hostigamiento

Los cobros que empleen violencia o intimidación, ya sea personalmente o por cualquier medio, para requerir el pago de una deuda, se sancionarán con uno o hasta cuatro años de prisión y con una multa de 50 mil a 300 mil pesos. Si la cobranza utiliza documentos o sellos falsos, la pena y la sanción económica aumentará en 50 por ciento. (Archivo)

-¿Cuándo piensa pagar, mugrosa?

-No sé

-¿Cómo que no sabe? ¿En qué se gastó el dinero?

–Ah ¿es tuyo?

-Ya te mataron el hambre, ahora necesitamos que lo devuelvas, los pagos son semanales, no sé si sepas leer”

Grabaciones telefónicas como ésta que realizan despachos de cobranza y que los afectados suben a internet, fueron las que recibió durante más de dos años César Homero Gómez Urrutia.

El despacho “Servicios Técnicos de Cobranza” (Sertec) llamaba en la madrugada a su casa para  para recordarle que tenía una deuda con el banco.

“Son un monstruo horrible y espantoso, resulta que Sertec, que es un despacho de puros inútiles, me hablaban en la noche, en la mañana como dos mil veces, consiguieron teléfonos, yo no sé cómo, de los celulares de mis hijos, le hablaban a todos y estaban incomodando a toda la familia. Son un desastre la verdad. Un atraco descarado”, relató  César Gómez, cliente bancario.

En otros casos, los cobradores utilizan amenazas de embargos y procesos legales para intimidar a los clientes.

“Podemos inclusive llegar a hacer un embargo, esto no por la cantidad de 20 mil pesos, sino por tres veces más del adeudo, yo ya no seré quien le llame señor, ya serán mis colegas, quienes ya irán con trámites legales y en su momento, dios no quiera, que uno de ellos haga el proceso para el embargo del domicilio y de ahí ya se verá”. Fragmento de llamada de cobranza.

Además del acoso, otra de las artimañas ilegales más usuales de los despachos de cobranza para amedrentar a los deudores es enviar cartas utilizando presuntos sellos oficiales de una entidad judicial, en los que amenazan de embargos o incautación del salario, si la deuda no es liquidada.

“La verdad si son muy molestos, llaman de repente, en la madrugada, sábados, domingos, si me ha pasado muchas veces, de hecho, he ido a cambiar mi teléfono dos veces”, aseguró Luis David, cliente bancario.

El decreto que reforma al artículo 284 bis del Código Penal advierte que la cobranza extrajudicial ilegal, es decir, los cobros que empleen la violencia o la intimidación, ya sea personalmente o por cualquier medio, para requerir el pago de una deuda, se sancionarán con uno o hasta cuatro años de prisión y con una multa de 50 mil a 300 mil pesos.

Si la cobranza utiliza documentos o sellos falsos, la pena y la sanción económica aumentará en 50 por ciento.

Con información de Guadalupe Flores

LHE

 

comentarios
MÁS NOTICIAS
CARGANDO...