Inician juicio por corrupción contra hijo Playboy de Guinea Ecuatorial

El juicio por blanqueo y corrupción contra el vicepresidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Nguema Obiang Mangue, "Teodorín", comenzó este lunes en París centrado en cuestiones de procedimiento y la ausencia del encausado, cuyos abogados reclamaron un aplazamiento

El juicio por blanqueo y corrupción contra el vicepresidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Nguema Obiang Mangue, “Teodorín”, comenzó este lunes en París centrado en cuestiones de procedimiento y la ausencia del encausado, cuyos abogados reclamaron un aplazamiento.

El Tribunal Correccional de París dejó esa demanda pendiente para el comienzo de la siguiente audiencia, prevista para el próximo miércoles, tras más de tres horas y media de rifirrafes entre los letrados de la defensa y el fiscal y la acusación particular.

Emmanuel Marsigny, uno de los abogados del hijo del presidente ecuatoguineano, justificó la ausencia de “Teodorín” alegando sus obligaciones oficiales como miembro del Gobierno de su país y que la citación no se hizo de forma regular, ya que fue enviada a su propio bufete y no a Malabo, donde tiene su residencia.

Marsigny insistió en la necesidad de aplazar el proceso para que su cliente “pueda defenderse”, ya que las condiciones actuales “no son compatibles con los derechos del ejercicio de la defensa”, y llegó a hablar de “la crónica de una condena anunciada”.

Negó cualquier estrategia para impedir el juicio, que dijo que “debe celebrarse, cueste lo que cueste”, y avanzó que los letrados de Obiang hijo pretenden que haya un debate sobre el fondo.

Los defensores de “Teodorín” también pidieron que no se juzgue al vicepresidente de Guinea Ecuatorial por hechos ocurridos en ese país y sin una vinculación directa con Francia.

El origen de este proceso es una denuncia presentada de las ONG Sherpa y Transparencia Internacional, que consideraban que una serie de bienes de la fortuna personal que “Teodorín” tenía en Francia procedían de operaciones de corrupción realizadas gracias a su posición política, en detrimento de las arcas públicas de Guinea Ecuatorial.

En la vista de hoy, el fiscal, Jean-Yves Lourgouilloux, se quejó de la ausencia del acusado en el tribunal durante la fase de instrucción y dijo de él que “es alguien que no está aquí, no ha estado y no estará nunca”.

Preguntado más tarde por los periodistas sobre si “Teodorín” comparecería en caso de que se aplazara el juicio y se modificara la citación de una forma que considerara pertinente, Marsigny contestó con un “ya veremos”.

La acusación particular estuvo representada en particular por William Bourdon, presidente de Sherpa, quien calificó de “mala fe” la demanda de aplazamiento de la defensa y “un chantaje” con el que los abogados de “Teodorín” buscan “obstaculizar” el proceso.

La audiencia también abordó la declaración de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), que el pasado 7 de diciembre dijo que no tenía jurisdicción para pronunciarse sobre la inmunidad diplomática defendida por Guinea Ecuatorial para impedir que su vicepresidente tenga que sentarse en el banquillo de un tribunal francés.

La CIJ prohibió a Francia la confiscación de un palacete de la avenida parisina Foch al considerarlo una legación diplomática, pues desde 2011 es embajada de Guinea Ecuatorial.

Un año después la justicia francesa se incautó en ese inmueble de diferentes bienes -mobiliario, obras de arte y otros objetos de valor- durante la instrucción de este caso.

“Teodorín” está imputado en Francia desde 2014 por blanqueo, malversación de fondos públicos, abuso de bienes sociales, abuso de confianza y corrupción.

HVI

comentarios
CARGANDO...