Inclusión debe ser el corazón de la política económica: Gurría

Ante el panorama de alta volatilidad que se vive en el mundo, con la falta de credibilidad en las instituciones, el lento crecimiento, incluso el resultado de la elección presidencial en Estados Unidos, la fortaleza macroeconómica de México es sólida, así lo resaltó José Ángel Gurría, secretario general de la OCDE.

En el marco de la presentación del Estudio Económico de México 2017 de la OCDE, Gurría destacó que el informe está enfocado en el fortalecimiento del marco macroeconómico del país y en cómo incrementar la productividad y ser más incluyente, “dos grandes desafíos del país”, dijo.

Si bien, señaló, el mundo entero está batallando con el tema de bajo crecimiento y erosión de la confianza, México, al ser un país dependiente del comercio internacional, se debe esforzar más ante el contexto de la economía mundial.

“Creemos que a pesar de estos problemas que deprimen el crecimiento mundial, México creció alrededor de 2% en 2016 y se prevé un crecimiento gradual lento, ante los aspectos desfavorables”, subrayó Gurría.

Destacó que la inflación se ha mantenido en niveles aceptables gracias a las reformas estructurales, el crecimiento de la productividad, el fortalecimiento de los sectores energético, financiero y telecomunicaciones, “todos fundamentales para la economía”.

“México está creciendo con mejoras en su mercado interno, aún queda mucho por hacer. La política económica de México debe estar enfocada en la igualdad de oportunidades”, puntualizó el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría.

Adicionalmente, sobre el tema del alza a las gasolinas, el secretario general de la OCDE destacó que la decisión era inaplazable, pues México era el único país miembro que seguía subsidiando las gasolinas.

LLc

CARGANDO...