Incendio forestal arrasa 50 casas en Valparaíso, Chile

Casas quemadas por incendio forestal en Valparaíso

Decenas de viviendas fueron arrasadas el lunes por un voraz incendio forestal que avanza empujado por fuertes vientos en la parte alta del cercano puerto de Valparaíso, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad.

 

El incendio se inició por la tarde en un sector conocido como Laguna Verde y saltó al cerro Playa Ancha donde afectó las poblaciones Puertas Negras y Campodónico, lugar en que se ubica la mayor parte de las viviendas de madera y sólidas de madera y algunas sólidas.

 

Cifras extraoficiales indican que al menos un centenar de casas fueron destruidas.

 

“El incendio se encuentra activo” y es prudente pensar que el martes “tendríamos actividad en este incendio”, declaró al anochecer Alfredo Mascareño, de la Corporación Nacional Forestal, Conaf.

 

El puerto está cubierto por una gran nube de humo y ya comienzan a caer cenizas mientras decenas de personas cubren sus caras con mascarillas que no logran librarlos por completo del humo ni de gases tóxicos.

 

El fuego es avivado por ráfagas de viento de hasta 60 kilómetros por hora, poca humedad y altas temperaturas y es combatido por brigadas de bomberos, de Conaf y por personal del ejército.

 

Los incendios en la parte alta de Valparaíso, 120 kilómetros al noroeste, son difíciles de combatir porque abundan las quebradas y caminos complicados de transitar por los vehículos de emergencia. Además, escasean los grifos que alimentan a los carros de bomberos.

 

De momento no hay cifras oficiales pues las autoridades de la Oficina Nacional de Emergencia, Onemi, se reunieron varias horas después de iniciado el siniestro. Sin embargo, el canal estatal de televisión dijo que de momento hay 19 lesionados.

 

Decenas de personas con botellones o baldes sacaban agua de piscinas y la llevaban hasta viviendas humeantes, pero ya no había nada que hacer frente a un voraz incendio que comenzó como un siniestro forestal y se convirtió en uno estructural.

 

Héctor Correa, director regional de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), dijo que se ordenó la evacuación preventiva de más de 400 personas y que brigadas de bomberos están mojando con material retardante para tratar de salvar viviendas. De inmediato se habilitó un refugio para los afectados.

 

Correa enfatizó que solicitaron la ayuda de cinco helicópteros para combatir las llamas, pero que varias horas después sólo llegó uno.

 

Casi simultáneamente se desarrollaba otro gran incendio forestal en Bucalemu, a 95 kilómetros de Valparaíso, cuyas cenizas y humo llegará en las próximas horas a Santiago, anticipó el meteorólogo Eduardo Sáez, quien dijo que el martes se esperan ráfagas de viento de hasta 90 kilómetros en el puerto.

 

Los canales de televisión muestran decenas de personas que huían con algunos enseres y con cilindros de gas licuado para evitar que exploten por el calor. Un hombre contó llorando que se quemó la casa de su madre, de su hermana y la suya, mientras una mujer relató que con el subsidio que recibió tras perder su vivienda en 2014 se construyó otra y la perdió hoy.

 

El alcalde del puerto, Jorge Sharp, enfatizó: “lo que necesitamos en Valparaíso es un plan maestro de emergencias; necesitamos que el Estado se ponga con Valparaíso”.

 

José Morales, gerente de operaciones de Chilquinta, la compañía distribuidora de electricidad, precisó que unas 2 mil personas están sin energía eléctrica porque bomberos solicitaron interrumpir la energía de la zona para evitar accidentes. Se desconoce cuándo retornará la luz.

 

Valparaíso, Patrimonio de la Humanidad desde 2003, es una ciudad que tiene unas pocas decenas de calles planas rodeadas de 42 cerros, bosques y quebradas, lo que dificulta combatir los incendios.

 

En 2014, un incendio forestal arrasó con 2 mil 500 viviendas en una veintena de cerros; el saldo final fue de 45 hectáreas destruidas y 15 personas muertas.

 

CARGANDO...