IMSS indemnizará al joven que infectó con VIH

Imss, transfusión de sangre contaminada con vih, indemnización, hospital la raza, litigio, scjn,

La SCJN también ordenó que el joven debe recibir atención médica y psicológica, gratuita y vitalicia en el IMSS, exceptuando el Hospital de La Raza. (Noticieros Televisa)

Tenía 12 años cuando recibió una transfusión de sangre contaminada con el virus del VIH en el Centro Médico La Raza del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La familia del menor se quejó ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), instancia que recomendó una indemnización por daño físico y moral.

En ese entonces, el Tribunal de Justicia Administrativa ordenó al IMSS pagar un millón 336 mil pesos como indemnización para el menor.

La familia y el instituto apelaron. El caso llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y nueve años después, los ministros de la Segunda Sala determinaron que no debe haber límite económico para resarcir un daño permanente a la salud.

“Lo que se tiene que considerar que está mandatado por la Sala al Tribunal es la posible reducción en la expectativa de vida, hay obviamente muchos estudios que muestran que, aunque ya se puede hacer una vida razonablemente más apegada a lo que sería normal para una persona, no lo es”, sostuvo Eduardo Medina Mora, ministro presidente de la Segunda Sala de la SCJN.

El Tribunal Federal de Justicia Administrativa tiene tres meses para determinar el monto definitivo de la indemnización.

La SCJN también ordenó que el joven debe recibir atención médica y psicológica, gratuita y vitalicia en el IMSS, exceptuando el Hospital de La Raza.

“Después de un calvario de diez años o nueve de proceso judicial, imaginemos lo que significa volver al mismo lugar o por lo menos a la misma institución para ser tratado”, dijo Javier Mijangos y González, abogado especialista en indemnizaciones por negligencia médica.

Según este especialista, las altas indemnizaciones pueden evitar que casos como éste se repitan.

“Lo que van a provocar es un menor caso de mal praxis, un menor número de litigios en consecuencia de este tipo y también ahorro en las arcas públicas”, argumentó el abogado.

Por instrucciones de la SCJN, la identidad del afectado y su familia se mantienen en el anonimato.

Con información de Carolina Altolaguirre

LHE

CARGANDO...