Huesos hallados cerca de naufragio en Corea del Sur son de animales

Huesos hallados en ferry naufragado son de animales, dicen autoridades de Corea del Sur (Reuters, archivo)

Huesos hallados en ferry naufragado son de animales, dicen autoridades de Corea del Sur. (Reuters, archivo)

Los huesos hallados cerca de un buque surcoreano naufragado en el 2014 son de animales y no de humanos, determinaron el martes las autoridades forenses del país.

Poco antes, el Ministerio de Océanos y Pesca había dicho que se habían hallado posibles restos humanos entre las ruinas del ferry, cuyo naufragio en abril del 2014 dejó 304 muertos.

Unos huesos de entre 4 y 18 centímetros de largo (1,5 a 7 pulgadas) habían sido hallados y las autoridades pensaban que podían ser de los nueve pasajeros que todavía siguen desaparecidos. Pero tras una inspección, el Servicio Forense Nacional determinó que son de animales, no de humanos.

Los operarios hallaron también zapatos y otros artículos que pertenecerían a las víctimas.

El inesperado hallazgo había provocado una reacción airada en los familiares de los desaparecidos, que calificaron la operación del gobierno de estar mal planeada y cuestionaron la posible pérdida de otros restos durante las labores para reflotar el Sewol la semana pasada.

Los operarios concluyeron una aparatosa operación para reflotar las 6,800 toneladas del deteriorado ferry del fondo del mar, y la recuperación de los restos de las nueve víctimas desaparecidas acercaría al país a completar el duelo por uno de sus desastres marítimos más letales.

Los equipos de rescate habían recuperado 295 cuerpos –la mayoría de ellos de estudiantes de un viaje escolar– antes de que el gobierno canceló la búsqueda submarina en noviembre de 2014, siete meses después del hundimiento.

El martes, rescatistas hallaron seis huesos cerca de una viga bajo la parte delantera de la embarcación, que está siendo remolcada a puerto sobre un buque semisumergible de carga, dijo Lee Cheoljo, funcionario del Ministerio de Océanos y Pesca.

“Se supone que los huesos salieron con el lodo que se derramó desde la parte delantera del barco”, dijo Lee, agregando que podrían haber salido de la cubierta A, donde estaban los camarotes de los pasajeros.

La operación para vaciar el transbordador de agua y combustible y retirar los flotadores se suspendió tras la aparición de los huesos alrededor de las 11:25 de la mañana.

Los equipos que trabajan en el barco abrieron docenas de agujeros en el casco para sacar el agua y el combustible antes de su trasladado a un puerto en la ciudad de Mokpo. Los familiares expresaron su preocupación por que los restos de las víctimas desaparecidas puedan haberse perdido por los orificios.

Familiares de las víctimas del naufragio de un ferry en Corea del Sur observan los trabajos de reflotamiento (Reuters, archivo)
Familiares de las víctimas del naufragio de un ferry en Corea del Sur observan los trabajos de reflotamiento. (Reuters, archivo)

Familiares de las víctimas del naufragio de un ferry en Corea del Sur observan los trabajos de reflotamiento (Reuters, archivo)

Un grupo que representa a las familias pidió en un comunicado al gobierno que tome medidas más duras para evitar que los restos se pierdan durante el traslado. Además instan a Seúl a revisar de inmediato el barro que se sacó del barco, así como el lecho marino donde estaba posado.

Antes el martes, los familiares de los desaparecidos participaron en un emotivo acto de recuerdo a bordo de un barco cerca del remolcador que traslada los restos del transbordador. Representantes de las iglesias católica y protestante y clérigos budistas oraron pidiendo la pronta recuperación de los nueve cuerpos.

Los parientes arrojaron al mar rosas amarillas, el color que se ha convertido en el símbolo de su sufrimiento, y observaron de lejos cómo los equipos seguían sacando agua y combustible del ferry.

“El barco ha subido a la superficie, pero no las nueve personas que estaban dentro”, dijo Lee Geum-hee, la madre de una escolar desaparecida, a un equipo de televisión. “Por favor no se olviden de que hay personas dentro de los sucios, oxidados y malolientes restos (…) Por favor, hagan todo lo posible y déjennos traerlos de vuelta a casa”.

Una vez que el transbordador llegue al puerto de la ciudad de Mokpo, los investigadores pasarán alrededor de un mes limpiándolo y evaluando su seguridad. Después empezarán a revisar los restos para dar con las víctimas y con pistas que puedan aclarar la causa del naufragio, que se achacó a la sobrecarga, un mal almacenamiento y otras negligencias.

BLR

comentarios
CARGANDO...