#JoséLuisCuevas

Homenaje póstumo a José Luis Cuevas en Bellas Artes

Homenaje a José Luis Cuevas, Palacio de Bellas Artes,

Aspectos del homenaje póstumo a José Luis Cuevas en Bellas Artes. (Reuters)

El Palacio de las Bellas Artes, en la Ciudad de México, abrió sus puertas para rendir homenaje póstumo al artista plástico José Luis Cuevas, quien falleció este lunes a los 83 años de edad.

El traslado del cuerpo de José Luis Cuevas desde la funeraria, ubicada al sur de la Ciudad de México, inició a las 3:30 de la tarde. Al frente del cortejo, en un vehículo modelo 1932, se trasladaron sus cenizas. Atrás iban dos vehículos más. El cortejo circuló por avenida San Jerónimo, después tomó avenida Universidad, el Eje 8 y el Eje Central Lázaro Cárdenas.

Los restos del artista plástico llegaron a Bellas Artes casi una hora y media después de lo anunciado, debido al retraso generado por el tránsito vial lento en las avenidas de la capital mexicana. La familia no autorizó la presencia de elementos de tránsito en el recorrido.

A las cinco de la tarde con 10 minutos, la urna con las cenizas fue colocada en el vestíbulo del Palacio de Bellas Artes, donde ya se encontraban decenas de personas.

La secretaria de Cultura, María Cristina García Cepeda, encabezó el homenaje póstumo y fue la primera en dar un discurso, destacó parte de la obra del artista, habló sobre como le veía Octavio Paz y le dio una última despedida. Consideró que José Luis Cuevas perteneció a una generación de creadores que expresaron el alma del ser humano. Señaló que fue un artista irreverente, profundamente original, generoso y visionario, además de ser sinónimo de libertad creativa y vanguardia.

Te recibimos aquí para decirte hasta siempre José Luis. Te decimos gracias porque tu nombre estará asociado para siempre al arte, a la memoria y a la juventud permanente. A la ruptura, a la búsqueda y a la eternidad”.

La primera guardia de honor fue encabezada por la secretaria de cultura federal, María Cristina García, la esposa de José Luis Cuevas, Beatriz del Carmen Bazán y varios colaboradores del maestro.

Después aparecieron las hijas del pintor, quienes, junto con otras personas, brindaron una ovación al pintor. La segunda guardia de honor entorno a las cenizas del artista plástico mexicano fue integrada por su hijas, María José, Ximena y Mariana, además de la propia secretaria de Cultura del Gobierno Federal.

De pronto, el grito: “Arriba Bertha, arriba Bertha” se escuchó entre los asistentes y fue creciendo hasta provocar que las hijas de Cuevas se unieran a el.

Bertha Riestra, fallecida en el año 2000, fue la primera esposa de José Luis Cuevas y madre de sus hijas. Posteriormente se casó con Beatriz del Carmen Bazán a quien las hijas del artista acusaron de ser la responsable de alejarlas de él.

Cuevas nació el 26 de febrero de 1934 en esta ciudad, aunque estudió en La Esmeralda, se formó en mayor medida como autodidacta. Fue pintor, dibujante, grabador, escultor e incluso escritor.

La obra de Cuevas recibió innumerables galardones en todo el mundo. Su última exposición ‘El Color del Amor’ fue presentada en 2016 en el museo que lleva su nombre.

Esta tarde, las cenizas de José Luis Cuevas llegaron al Palacio de las Bellas Artes, se realiza un homenaje en el que se recordará su obra y figura.

Con información de FOROtv y Guadalupe Madrigal

AGHO

comentarios
CARGANDO...