‘Happy Hearts’, fundación de Petra Nemcova, construye escuela en Huatusco, Veracruz

La modelo Petra Nemcova sobrevivió al tsunami ocurrido en el 2004 en Tailandia. (Archivo/AP)

La modelo Petra Nemcova sobrevivió al tsunami ocurrido en el 2004 en Tailandia. (Archivo/AP)

Durante más de ocho horas permaneció agarrada a una palmera fue tan grande su fortaleza física y mental que logró que las aguas del tsunami ocurrido en el 2004 en Tailandia, la impulsaran hacia arriba y se salvara de morir, no corrió el mismo destino su novio, el fotógrafo Simon Atlee.

Desde ese día, Petra Nemcova exprime cada instante de su vida. Hoy, son otros los que se agarran de ella.

Modelo nacida en Karviná, en la República Checa, a mediados de 1979, Petra es hija de un albañil y una maestra, creció en un régimen comunista, sin saber de privilegios.

Fue descubierta por un cazatalentos, mientras caminaba por la calle a los 16 años. Dos años más tarde salió de su país y se fue a vivir a los Estados Unidos, sin apenas hablar inglés, para desarrollar su carrera profesional.

En unos cuantos años se consolidó en el mundo de la moda. Petra Nemcova era una cotizada top model en Estados Unidos, Londres y París, pero en diciembre del 2004, su vida dio un giro inesperado.

Ella y su pareja, el fotógrafo Simon Atlee, vacacionaban en Phuket, Tailandia, cuando fueron sorprendidos por un devastador tsunami que azotó gravemente todo el sudeste asiático.

Petra consiguió treparse a una palmera, pero su novio no consiguió sobrevivir a las terribles olas de más de cinco metros de altura, noticia que se confirmó a principios de marzo del 2005, cuando su cuerpo fue hallado entre los escombros.

Petra resultó gravemente herida con una rotura de pelvis y varios daños internos y contusiones; tardó muchos meses en recuperarse.

Después de la terrible experiencia, Petra Nemcova decidió retirarse del mundo de la moda y aclaró que sólo trabajaría como modelo, siempre y cuando hubiera un significado y una buena causa detrás.

Convaleciente en una silla de ruedas, Nemcova creó la fundación ‘Happy Hearts’, una organización que se ocupa de ayudar a niños sin hogar, a los que se les brinda educación y ayudan a conseguir empleo.

La iniciativa empezó con la construcción de escuelas y dormitorios para los niños huérfanos por el tsunami de Phuket en Tailandia, a quienes además se les brindó apoyo psicológico.

A lo largo de los años, la fundación ‘Happy Hearts’ está activa en 10 países y ha reconstruido 150 escuelas que fueron afectadas por desastres naturales.

Además colabora en Nepal, Indonesia, Tailandia, Perú, Haití, Chile, Filipinas, Colombia, Estados Unidos y México.

En México, entre 2009 y 2016, la fundación de Petra Nemcova ha construido nueve escuelas con una inversión de más de 28 millones de pesos en beneficio de más de mil niños y jóvenes.

Actualmente se encuentra en construcción la décima escuela en México, en Huatusco, Veracruz.

Con información de Karina Cuevas

LSH

CARGANDO...