Guterres: La ONU debe ser la ‘piedra angular’ del multilateralismo

Antonio Guterres, secretario general de la ONU

El nuevo secretario general de la ONU, Antonio Guterres, defendió este martes el papel de Naciones Unidas como “piedra angular” de las soluciones multilaterales para resolver los principales problemas que afectan a la comunidad internacional.

Guterres, en su primera jornada como titular de la ONU, dirigió un breve mensaje a los empleados de Naciones Unidas en el vestíbulo principal de la sede de la organización, reiterando algunos de los principios que defendió en su mensaje del pasado domingo.

El secretario general dijo sentirse orgulloso de ocupar el puesto, en reemplazo del surcoreano Ban Ki-moon y para un mandato inicial de cinco años, y prometió también luchar para evitar la “agobiante burocracia” que sufre Naciones Unidas.

Guterres agregó que los desafíos que enfrenta hoy la comunidad internacional no puede ser resueltos por los países por separado, por lo que resaltó el valor de las acciones multilaterales.

“La ONU debiera ser la piedra angular de las soluciones multilaterales”, agregó en su mensaje. “Sólo las soluciones globales pueden resolver los problemas globales”, añadió.

El titular de Naciones Unidas se comprometió a fomentar el diálogo con el personal de la organización e insistió en que sólo trabajando en equipo se pueden conseguir los objetivos marcados por la ONU.

Guterres dijo que no hace “milagros”, pero sí tiene grandes ambiciones: quiere reformar el organismo global y lograr que las 193 naciones miembros se unan para resolver los “problemas terribles” que enfrenta el mundo.

Añadió que los conflictos se multiplican y se interrelacionan para provocar “este fenómeno nuevo, el terrorismo global”.

Al mismo tiempo, dijo, hay grandes violaciones de los derechos humanos, y la desigualdad “ha crecido de manera dramática”.

En un mundo globalizado e interconectado, Guterres dijo que la exclusión es “más insoportable que nunca porque la gente puede ver cómo viven los demás, puede ver la prosperidad en otras partes del mundo”. Y eso “detona más fácilmente la rebelión, la furia, y se vuelve un factor en la inestabilidad” de los conflictos.

La agenda de hoy de Guterres incluía una reunión con el presidente de la Asamblea General, Peter Thomson, de Fiji, y también con el presidente de turno del Consejo de Seguridad, el embajador sueco ante la ONU, Olof Skoog.

En la rueda de prensa diaria, el portavoz del secretario general, Stéphane Dujarric, dijo que Guterres tiene programado realizar una serie de llamadas telefónicas con líderes internacionales una vez ha asumido las máximas funciones de la organización.

Su mandato antecede en veinte días al que asumirá Donald Trump como presidente de Estados Unidos, el país que es el mayor contribuyente del presupuesto de Naciones Unidas y que ha sido crítico con el papel de la organización.

El pasado miércoles, Trump afirmó que la ONU “no está a la altura” de su potencial y afirmó que en lugar de resolver problemas “los causa”.

Dos días antes, afirmó que la organización es “un club” de gente que se reúne para hablar y “pasarlo bien”.

Todo ello porque días antes el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución condenando los asentamientos israelíes en territorios palestinos.

Consultado sobre esos comentarios de Trump, el portavoz recordó que el presidente electo también había destacado el “gran potencial” de la ONU, y confió en que siga la “intensa cooperación” entre Naciones Unidas y Estados Unidos cuando llegue a la Casa Blanca.

 

CON INFORMACIÓN DE EFE Y AP

AAE

comentarios
CARGANDO...