Guanajuato encabeza el número de tomas clandestinas de combustible

Guanajuato, Huachicoleros, Tomas clandestinas, Pemex, Noticias, noticieros televisa

Los únicos estados que en lo que va de 2017 no tienen registrados reportes de tomas son Durango y Zacatecas (Twitter/@PoliciaFedMx/Archivo)

Petróleos Mexicanos (Pemex) informó que en lo que va del año, el estado de Guanajuato superó a Puebla, en el número de tomas clandestinas de combustible.

Durante los primeros cuatro meses de 2017 el número de nuevas tomas clandestinas en ductos de Pemex a nivel nacional ha alcanzado una cifra de tres mil 460, equivalente a la mitad de las registradas durante todo el año pasado, que fue de seis mil 873.

Según información proporcionada a FOROtv por Petróleos Mexicanos, el estado de Guanajuato ha desplazado al de Puebla en cuanto a número de tomas clandestinas detectadas, 661 contra 460, esto se debe principalmente a que se ha incrementado la vigilancia en seis municipios poblanos que conforman el llamado ‘Triángulo Rojo’, una de las principales zonas de actividad de los huachicoleros o ladrones de combustible.

El tercer lugar lo ocupa Veracruz, con 413 tomas clandestinas y el cuarto Tamaulipas, con 408. La Ciudad de México no escapa al fenómeno, en la metrópoli este año han sido ubicadas 10 tomas clandestinas de combustible.

Los únicos estados que en lo que va de 2017 no tienen registrados reportes de tomas son Durango y Zacatecas.

Chiapas registró sólo una, en marzo pasado.

Según información dada a conocer por Pemex y la Procuraduría General de la República (PGR), se tienen contabilizadas 17 mil 700 carpetas de investigación por el delito de robo de combustible entre enero de 2007 y julio de 2016, en las cuales al menos 150 trabajadores o extrabajadores de la petrolera mexicana están bajo investigación.

El reporte de pérdidas correspondiente a 2017 aún no ha sido cuantificado, pero podría ascender hasta a 20 mil millones de pesos según el secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

El Senado de la República, por su parte, calcula que las pérdidas anuales en litros robados de combustible han alcanzado los 21 mil millones de litros, equivalentes a 35 mil millones de pesos. Esto sin contar el costo de reparación de los ductos perforados, en 2014 fue de 636 millones de pesos entre compostura y mano de obra, y mil 356 millones de pesos por la interrupción del bombeo y transporte de los hidrocarburos.

Con información de Carlos Ibarra

MAP

CARGANDO...