Graffiti ilegal afecta el 70% de las construcciones de la CDMX

Graffiti, grafiteros, unidad grafiti, pgj, cdmx, seguridad

La Unidad Garffiti busca establecer espacios para la pinta legal. (AP, archivo)

En la Ciudad de México, siete de cada 10 construcciones están afectadas por graffiti: Edificios públicos, privados, monumentos y mobiliario urbano.

Daniel Castañares Espejel, integrante de la Unidad Graffiti de la Ciudad de México, señaló a los jóvenes les atraen los monumentos para grafitear, “el espacio que busca el joven grafitero es el más vistoso”.

Humberto Reyes, jefe de la Unidad Graffiti de la CDMX, dijo que el graffiti ha disminuido, “en su momento yo creo que sí estuvo en un 80, 90%”.

El graffiti comenzó en las pistas de patinaje y terminó en las calles como un movimiento ilegal.

El grafitero, Omar Martínez, dijo que le llamaba la atención “la adrenalina de hacer algo ilegal en la noche, andar con los amigos pintando era algo apasionado”.

Otro de los grafiteros, Luis Namihira, comentó que “cada fin de semana nos reuníamos… pedía que dieran 10 pesos de cooperación para poder sacar a alguien de la cárcel”.

En la Ciudad de México opera, desde hace 14 años, la Unidad Graffiti dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública; su función es evitar las pintas ilegales y abrir espacios para que se realice de manera legal.

José Luis Martínez Sosa, integrante de la Unidad Graffiti, detalló que “en los recorridos nocturnos, principalmente visitamos estaciones del Sistema Colectivo Metro, talleres y calles”, los grafiteros “trabajan de un modo que es muy difícil asegurarlos, ponen vigías o halcones a cierta distancia… es muy difícil agarrarlos. El graffiti ilegal lo hacen en cuestión de segundos”.

La Unidad Graffiti da pláticas de sensibilización a jóvenes para que no se involucren en pintas ilegales y gestiona espacios para pintas legales.

Omar Martínez, grafitero, se siente satisfecho por los espacios para pintar, antes “los espacios eran muy limitados, batallábamos mucho ahora estar pintando, así, es un gusto”.

La Unidad Graffiti puede descifrar las pintas que se hacen en casas particulares; en la Ciudad de México no existe presencia de marcaje de propiedades con fines delictivos como el robo o el secuestro.

El jefe de la Unidad Graffiti recomendó a la población tomar una fotografía del graffiti que hayan hecho en su domicilio y borrarlo posteriormente, “nosotros vamos y hacemos el diagnóstico”.

Actualmente las delegaciones más afectadas por el graffiti ilegal en la Ciudad de México son:

  • Iztapalapa,
  • Iztacalco,
  • Álvaro Obregón y
  • Gustavo A. Madero.

En la Ciudad de México, la Ley de Cultura Cívica establece al graffiti entre las infracciones contra el entorno urbano y se sanciona con multas que van de 830 a mil 500 pesos o arresto de 13 a 36 horas.

En la Ciudad de México existen, según cifras de la Secretaría de Seguridad Pública, más de ocho mil grafiteros.

 

Con información de Elizabeth Mávil.

 

RMT

comentarios
CARGANDO...