#cdmx

Gobierno de la CDMX hará cambios a norma de estacionamientos

Estacionamiento en la CDMX. (Getty Images, Archivo)

Estacionamiento en la CDMX. (Getty Images, Archivo)

En diciembre pasado, en Despierta se presentó un reportaje especial sobre el problema de la movilidad en la Ciudad de México donde organizaciones ciudadanas y especialistas exigían al gobierno de Miguel Ángel Mancera un cambio a la norma de construcción que obliga a tener un número mínimo de cajones de estacionamiento aun cuando no son necesarios.

La semana pasada, la Ciudad de México volvió a ser catalogada como la más conflictiva en cuestión de tráfico; Mancera acaba de prometer cambios.

La pérdida en productividad por el tiempo que pasan en el tráfico los habitantes de la Ciudad de México, al año, alcanza los 33 mil millones de pesos.

Con ese dinero se podría hacer una línea de Metro o 15 líneas de Metrobús cada año.

De acuerdo con los expertos, en los estacionamientos está una de las principales causas del congestionamiento vial y del incremento de la contaminación, porque funcionan como imanes de vehículos.

La norma de construcción vigente obliga a que toda obra destine como mínimo un 30% de su espacio para estacionamiento y en caso de no tenerlo, debe rentarlo a un tercero, pero si no cuenta con ninguna de estas opciones debe contratar a una empresa de valet parking.

Ante la petición de distintas organizaciones, como el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) y el Instituto de Políticas para el Transporte y Desarrollo (ITDP), el pasado martes, Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la Ciudad de México, prometió que en marzo habrá cambios a la norma de construcción.

“Será algo muy importante, se ha trabajado con los expertos, habrá una revisión final, y posteriormente la Asamblea Legislativa. Estoy seguro que también se ocupará de los planes de desarrollo de la Ciudad de México a fin de hacer la adecuación”, señaló el jefe capitalino, Miguel Ángel Mancera.

Según los expertos, la nueva norma estará encaminada a que el actual número mínimo de cajones de estacionamiento se convierta en el máximo, como funciona en las ciudades modelo para la movilidad como Nueva York, París o Londres, donde las medidas se encaminan a encarecer el uso del auto y su estacionamiento.

“Poco a poco se van dejando de construir estacionamientos en los lugares nuevos, se van dejando de permitir hacer más estacionamientos, las estructuras viejas se empiezan a sustituir por vivienda que tanto nos serviría en espacios como éste y poco a poco se va reforzando el sistema de transporte para que esta gente pueda llegar cómodamente a sus lugares de trabajo, a su vivienda, a donde quiera, centros de salud educación”, destacó la arquitecta Tatiana Bilbao.

“Quien quiera empezar a construir muy cerca de ese máximo empiece a generarle un pago que se iría destinado a un fondo de movilidad que ya lo contempla la nueva ley de movilidad”, afirmó Gabriela Alarcón, especialista del IMCO.

“Creo que un periodo de 2, 3 años, podremos empezar a ver algunos cambios y conforme este fondo empiece a crecer. Yo diría que, en 5, 10 años vamos a tener espero un sistema de transporte de mucha mayor calidad, de mayor oferta y que eso ayude a tener una movilidad más sustentable y equitativa en la ciudad”, concluyó Bernardo Baranda, especialista del (ITDP).

Con información de Claudio Ochoa

KAH

CARGANDO...