G20, excepto EU, acepta rápida implementación del Acuerdo de París

Líderes mundiales, presidentes, delegados mundiales, cumbre, cumbre G20, Hamburgo, Alemania

Líderes y delegados mundiales asisten a la sesión de trabajo de la cumbre económica del G20 en Hamburgo, Alemania. (Getty Images)

El comunicado final de la cumbre de líderes del G20 pedirá en nombre de todos sus miembros, menos Estados Unidos, la “rápida” implementación del Acuerdo de París contra el cambio climático, evidenciando el aislamiento internacional en este asunto del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.  

Según informaron fuentes negociadoras, el texto final incluye la frase de que todos los miembros de este foro de economías industrializadas y emergentes menos EU “quieren implementar rápidamente” el Acuerdo de París, el primer instrumento global para luchar contra el calentamiento global, firmado en la capital francesa a finales de 2015.

Además, se subraya en el documento consensuado que el Acuerdo de París es “innegociable”, cerrando la puerta a cualquier cambio al texto como propuso Trump al anunciar la salida de EU del acuerdo, hecho sobre el que los otros 19 “toman nota”.

La afirmación deja aislado a Trump en la cuestión climática y revela además que EU no ha conseguido ningún apoyo en esta cuestión de otros países, pese a que se había especulado que Washington podría sumar para su causa a Arabia Saudí, Turquía o, incluso, Indonesia, todos miembros del G20.

A cambio de que EU admitiese esta frase sobre el Acuerdo de París, los negociadores estadounidenses han introducido en la declaración final una frase controvertida sobre el uso de combustibles fósiles.

La sentencia dice que EU ayudará a terceros países a “usar combustibles fósiles”, como el carbón y el petróleo, “de forma más limpia y efectiva”.

No obstante, la presión directa del presidente francés, Emmanuel Macron, ha hecho que se matizase esta frase añadiéndole “así como otras fuentes de energía renovables y limpias”.

Esta mención a los combustibles fósiles es polémica porque en principio muchas delegaciones no querían que apareciesen en la declaración, ya que el objetivo es reducir drásticamente su empleo por lo que contaminan.

Una vez cerrado el acuerdo, Macron acudió con retraso a su reunión con el presidente ruso, Vladimir Putin, y se excusó diciendo que era por “arreglar las últimas cosas sobre el clima”.

“Espero que el clima mejore”, bromeó Putin antes de ratificar que Moscú sigue apoyando el Acuerdo de París.

Distintas ONG aplaudieron la decisión de mantenerse firmes en la lucha contra el cambio climático pese a la postura de Trump, como Avaaz, que en un comunicado afirmó que el presidente de EU “vino, vio y fracasó” con su “golpe de estado climático”.

El colectivo ecologista Greenpeace, que aboga por acabar con el uso de combustibles fósiles, desplegó en un puente de Hamburgo un cartel en el que se exigía el “fin del carbón” a los líderes del G20.  

De esta forma se salva el escollo del cambio climático en la declaración final y se ve más cerca el acuerdo global, ya que las diferencias sobre el comercio internacional se solventaron previamente.

RAMG

CARGANDO...