Fugas y riñas evidencian el sistema penitenciario en México

Las revisiones y el uso de la tecnología seguirá siendo utilizada en los centros penitenciarios. (Noticieros Televisa)

Las revisiones y el uso de la tecnología seguirá siendo utilizada en los centros penitenciarios. (Noticieros Televisa)

Durante los últimos 10 días han ocurrido, en diferentes penales del país, fugas, riñas y amotinamientos que han dejado cuatro reos muertos.

El 16 de marzo, Juan José Esparragoza Monzón, alias “El Negro”, hijo del narcotraficante Juan José Esparragoza Moreno, alias “El Azul”, fundador del cártel de Sinaloa, se fugó del penal de Aguaruto, en Culiacán, Sinaloa.

Junto con Esparragoza Monzón escaparon otros cuatro reos de alta peligrosidad:

  • Rafael Guadalupe Félix Núñez, alias “El changuito ántrax”.
  • Francisco Javier Zazueta Rosales, alias “Pancho chimal”.
  • Jesús Peña González, alias “El 20”.
  • Alfredo Limón Sánchez, alias “El Limón”.

Cristóbal Castañeda Camarillo, subsecretario de Seguridad Pública de Sinaloa, señaló que “en varias ocasiones se había buscado que se trasladaran a penales de máxima seguridad”.

Hasta ahora, ninguno de los cinco reos ha sido recapturado.

El jueves 23 de marzo, 29 reos escaparon, a través de un túnel, del penal de Ciudad Victoria, Tamaulipas.

Luis Alberto Rodríguez Juárez, vocero de Seguridad de Tamaulipas, indicó que de los 29 reos fugados, “nueve corresponden al fuero federal y 20 corresponden al fuero común”.

Un día después, en este penal ocurrió un enfrentamiento entre reos; quemaron madera y colchones dejando un saldo de tres reos muertos y un herido grave.

De los 29 reos fugados, 16 han sido recapturados y faltan 13 por detener.

Ese mismo día, pero en el Centro de Reinserción Social de Cancún, Quintana Roo, cientos de reos se enfrentaron a golpes dejando un saldo de un reo muerto y tres heridos.

Fermín Cortés Burgos, director del Cereso de Cancún, indicó que la riña fue entre 300 y 350 reos y que “los oficiales dispararon solo para dispersarlos, al aire, no hay ningún herido por arma de fuego”.

El lunes 27 de marzo, una protesta de reos al interior del penal de Cadereyta, Nuevo León, terminó en una riña que dejó un saldo de siete lesionados, entre ellos cinco reos y dos elementos de seguridad.

Los internos quemaron colchones y madera para protestar por las inspecciones en celdas y la implementación de un aparato de Rayos X para realizar revisiones.

Aldo Fasci, vocero de Seguridad del Gobierno de Nuevo León, expuso que la protesta se registró en tres áreas de reos peligrosos.

Este martes, nuevamente hubo una protesta en el penal de Cadereyta, que dejó dos reos muertos y 13 heridos, dos de ellos son custodios.

Las autoridades federales y estatales trabajan para diseñar estrategias para evitar nuevos hechos de violencia y fugas en las cárceles de México.

 

Con información de Alejandro Sánchez.

 

RMT

comentarios
CARGANDO...