Fuertes vientos derriban al menos 68 árboles en la CDMX

En el Eje 6 Sur y Río Churubusco, un árbol de 20 metros de altura cayó sobre un automóvil. (Twitter: @AGUCDMX)

En el Eje 6 Sur y Río Churubusco, un árbol de 20 metros de altura cayó sobre un automóvil. (Twitter: @AGUCDMX)

Este jueves, en la Ciudad de México, se registraron ráfagas de viento que en algunas zonas superaron los 70 kilómetros por hora que provocaron la caída de árboles y daños en anuncios espectaculares.

En el Eje 6 Sur y Río Churubusco, a un costado de la Central de Abasto, un árbol de 20 metros de altura cayó sobre un automóvil que circulaba por la avenida; la conductora resultó ilesa, pero fue atendida por paramédicos por crisis nerviosa.

En la calle de Monterrey y Coahuila en la colonia Roma, el viento arrancó de raíz un árbol que cayó sobre un vehículo sin que se registraran lesionados.

Protección Civil de la Ciudad de México informó que los ventarrones provocaron la caída 68 árboles.

También, a consecuencia del viento, nueve lonas publicitarias resultaron dañadas.

Las rachas de viento comenzaron desde temprano; a las 11:00 horas la Bandera monumental del Zócalo de la Ciudad de México ondeaba sin cesar.

Aunque el día estaba soleado y el termómetro marcó 12 grados centígrados, la sensación térmica fue de ocho grados a causa del viento.

(Twitter: @AGUCDMX)
Twitter: @AGUCDMX

El meteorólogo, Jaime Albarrán, informó que estos vientos son comunes en esta época del año; explicó que se deben a una corriente de chorro que proviene de la alta atmósfera y baja a la superficie entrando a la República Mexicana, por el Océano Pacífico.

“En este momento está circulando hacia el centro de la República llegando por el occidente la costa de Nayarit, Jalisco, Michoacán y cruza todo lo que es la mesa central por supuesto incluyendo la capital del territorio y sale hacia el Golfo de México”, detalló.

Afirmó que estos ventarrones continuarán en lo que resta de febrero y durante el mes de marzo, aunque no de forma diaria.

“Seguiremos con esta condición de vientos por momentos intenso, por momentos superiores a los 60 kilómetros por hora, pero desde luego no es un fenómeno que sea persistente durante las próximas cuatro semanas”, indicó.

“Como decían nuestros abuelos: Febrero loco y marzo otro poco”, refirió.

Estos vientos provocaron que el cielo de la Ciudad de México luciera despejado y que bajaran los niveles de contaminación.

Protección Civil recomienda a la ciudadanía conducir con precaución ya que se pueden encontrar en las calles, restos de árboles u objetos arrastrados por el viento.

También hizo un llamado para que las personas se mantengan alejadas de muros, árboles, cables de luz o anuncios espectaculares que puedan caer con la fuerza del viento.

Con información de Santos Briz.

RAMG/RMT

comentarios
CARGANDO...