FBI descarta nexos con terrorismo del atacante del congresista Scalise

Agentes del FBI investigan un parque cerca del campo de béisbol en Alejandría, Virginia (AP)

Agentes del FBI investigan un parque cerca del campo de béisbol en Alejandría, Virginia (AP)

El FBI descartó este miércoles nexos o motivos terroristas en el tiroteo de la semana pasada en Alexandria (Virginia), a las afueras de Washington, con un saldo de cinco heridos, entre ellos un congresista republicano, al detallar que el sospechoso padecía problemas de manejo de la ira y actuó solo.

Aunque la investigación sigue “activa” con la recopilación de evidencias, en este momento el FBI no cree que haya ninguna “conexión con el terrorismo”, según explicó en una comparecencia de prensa Andrew Vale, el director adjunto a cargo de la oficina de Washington.

Por ello, el FBI está investigando el tiroteo del 14 de junio como un “asalto a un miembro del Congreso y a un oficial federal”, detalló Vale.

El tiroteo ocurrió a primera hora de la mañana cuando James Hodgkinson, de 66 años y natural del estado de Illinois, realizóvarios disparos contra congresistas republicanos, familiares y asesores que preparaban un partido de béisbol benéfico en Alexandria.

Además de al congresista Steve Scalise, el “número tres” republicano en la Cámara baja, Hodgkinson hirió a Matt Mika, miembro de un grupo de cabildeo ante el Congreso; Zachary Barth, asesor del congresista de Texas Roger Williams, y a dos agentes de la Policía del Capitolio.

Hodgkinson falleció por los disparos de esos dos agentes, encargados de la protección de Scalise y que evitaron una tragedia mayor.

Los detalles de la investigación divulgados hoy por el FBI corroboran lo que ya había señalado un testigo acerca de que el sospechoso preguntó si quienes estaban entrenando eran republicanos o demócratas antes de empezar a disparar.

Hodgkinson había expresado en las redes sociales su enfado con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y había viajado en marzo desde Illinois a Alexandria, donde vivía en su furgoneta, según las autoridades.

El agente del FBI Timothy Slater, encargado de la investigación, reveló que entre las pertenencias del sospechoso se encontró “un pedazo de papel que contenía los nombres de seis miembros del Congreso”.

Los investigadores han encontrado en las redes sociales numerosos rastros de los puntos de vista “antirrepublicanos” de Hodgkinson, pero ninguna amenaza concreta o referencias específicas a los congresistas que estaban entrenando en Alexandria para el partido benéfico.

De acuerdo con Slater, Hodgkinson no tenía un historial conocido de enfermedad mental, pero sí padecía de problemas de manejo de la ira.

HVI

comentarios
CARGANDO...