Familiares de mexicanos rescatados de un tráiler en Texas temen ser arrestados

Oficiales Forenses Crimen Indocumentados Texas Trailer

Oficiales forenses acuden a la escena del crimen donde nueve personas fueron encontradas muertas, en San Antonio (Reuters)

El mexicano José de Jesús Martínez viajó desde Denver, Colorado, en Estados Unidos, al hospital North Central Baptist de San Antonio, Texas, para visitar a su hijo Brandon Rodrigo Martínez, de 16 años de edad, quien ingresó ilegalmente a la Unión Americana proveniente de Aguascalientes, para reunirse con él.

Varias personas fueron abandonadas dentro de la caja de un tráiler en la ciudad de San Antonio, Texas, en Estados Unidos, donde al menos nueve migrantes murieron por falta de aire.

Brandon “sigue grave, pero sé que va mejorando mucho, que esperemos en Dios salga bien… Sus pulmones, sus riñones, su cerebro estaban muy dañados, estaba respirando artificialmente y ya gracias a Dios lo hace por sí mismo”, comentó José de Jesús Martínez.

Alex Gálvez, bogado de Brandon Rodrigo Martínez, dijo que el interés del Departamento de Migración no es arrestar a los migrantes, sino “saber quién está aquí”.

Vicente Puente Valdez, de 38 años de edad, es otro de los 21 mexicanos indocumentados que lograron sobrevivir; se encuentra en un hospital militar en San Antonio, Texas, donde los médicos lo reportan delicado, por el grado de deshidratación que presenta.

Isabel Valdez, madre de Vicente Puente, está preocupada por la salud de su hijo, “ahorita me estoy enterando de eso y no sabía nada”.

La madre de Vicente dijo que su hijo salió desde principios del mes de julio de la pequeña comunidad Presa de Allende, en San Miguel de Allende, Guanajuato, donde vivía con ella, su esposa y cinco hijos.

Vicente estaba en proceso de arreglar sus papeles y constantemente viajaba a Estados Unidos para trabajar en el área de la construcción.

El impacto es duro para mí por no saber. Como le digo pa’ qué me sirve tener alas si no se volar”, manifestó Isabel.

El alcalde de Calvillo, Aguascalientes, Adán Valdivia, confirmó que otras víctimas son originarias de ese municipio.

Son prácticamente tres chavos los que estuvieron dentro de esta mala experiencia, uno de ellos que no se sabe su paradero”, reveló.

Johnny Serna y su tío, Mario Ramírez, son dos de los sobrevivientes originarios de Calvillo.

María Guadalupe Ramírez, madre de Johnny, detalló que su hermano ya reaccionó, pero su hijo, no.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó a En Punto que el proceso de identificación continúa, para poder notificar a las familias y ofrecer la asistencia correspondiente.

 

Con información de Edgar Tamayo.

 

RMT

comentarios
CARGANDO...