Fallan estaciones de monitoreo ambiental en Nuevo León

Vista panorámica del cerro de la silla en Monterrey; el sistema que mide la calidad del aire en Nuevo León presenta fallas (Getty Images, archivo)

Vista panorámica del cerro de la silla en Monterrey; el sistema que mide la calidad del aire en Nuevo León presenta fallas. (Getty Images, archivo)

Las fallas recurrentes en las estaciones de monitoreo ambiental de Nuevo León se generalizaron en todo el sistema este miércoles.

El sitio oficial del Sistema Integral de Monitoreo marcaba que ninguna estación estaba funcionando a las siete de la mañana, pero no establecían causa.

Cuatro horas después, a las 11, ya funcionaban tres, la de San Pedro, Apodaca y la ubicada en el centro de Monterrey, pero de los motivos de la falta de operación nada.

Una hora después, a las 12 del mediodía, ya funcionaba una más, la de Santa Catarina; siendo cuatro las que operaban.

Después de casi seis horas, a las 12:54 horas, las autoridades de la Secretaría de Desarrollo Sustentable señalaron en un comunicado que “el monitoreo de calidad ambiental permanece temporalmente fuera de línea por modernización del sistema y será restablecido paulatinamente”, además de indicaron que las estaciones operan de manera normal y registran buena calidad del aire en la metrópoli.

El Sistema Integral de Monitoreo Ambiental (SIMA) como se le conoce, inició su operación en noviembre de 1992 con la finalidad de contar con información veraz sobre los niveles de contaminación. Cuenta con una red que inicialmente estaba formada por cinco estaciones y que se extendió hasta las diez que monitorean actualmente el aire de Nuevo León.

Cada estación tiene la capacidad para monitorear Partículas Menores, Óxidos de Nitrógeno Ozono, Dióxido de Azufre y Monóxido de Carbono. Así como los parámetros meteorológicos que pueden diferenciarse y analizarse según: dirección y velocidad del viento, temperatura, radiación solar, presión atmosférica y precipitación. Sin embargo, casi nunca funcionan completamente, y por el contrario, al menos la mitad siempre se encuentran en mantenimiento.

Con información de Santiago Fourcade.
BLR

comentarios
CARGANDO...