Evacuan a 300 migrantes en Suecia por incendios que habrían sido provocados

Incendio en albergue para refugiados en Suecia

El domingo 16 de octubre de 2016 se registró otro incendio en un albergue para refugiados en Suecia. (AP, archivo)

Las autoridades suecas investigaban este miércoles la posibilidad de que tres incendios fueron desatados intencionalmente para afectar a refugiados en el sur del país.

No se reportaron heridos ni se practicaron detenciones. Más de 300 solicitantes de asilo fueron evacuados tras los fuegos registrados antes el amanecer este miércoles en Vaxjo, Borrby y Malilla, explicó la policía en un comunicado.

Uno de los fuegos destruyó un salón de baile y una cafetería en un edificio de madera en Vaxjo, contiguo a un hotel que se empleaba para alojar a refugiados.

Los bomberos lograron evitar que las llamas se extendieran al vecino Hotel Butapalats, pero unos 200 solicitantes de asilo fueron reubicados de forma preventiva en una residencia de ancianos.

Los edificios afectados en Borrby y Malilla estaban siendo utilizados como viviendas temporales para los refugiados mientras se procesan sus solicitudes para permanecer en el país.

En un primer momento se desconocía la causa de los incendios.

Suecia, que en 2015 registró un récord de solicitudes de asilo con 163.000 casos, vio cómo la hostilidad hacia los inmigrantes aumentó el pasado con varios incendios provocados contra centros de refugiados.

El comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, reprendió el martes a los países del bloque por la lenta aplicación de un acuerdo para repartir entre los estados miembros a miles de migrantes llegados a Grecia e Italia, dentro de un plan que vence en junio. El comisario señaló en concreto a Polonia y Hungría.

El ministro polaco del Interior respondió el miércoles restando importancia a la amenaza de sanciones por el rechazo de Varsovia a aceptar migrantes, y afirmó que hacerlo habría sido “peor” que los reproches de la UE.

En declaraciones a la radio estatal, Mariusz Blaszczak dijo que la “seguridad de Polonia y de los polacos” estaba en juego y vinculó la inmigración con los ataques violentos en la Europa occidental.

Aceptar a los migrantes, añadió, “desde luego habría sido peor para Polonia” que arriesgarse a represalias de la UE.

El gobierno polaco asumió el poder en 2015 y revocó una decisión de la administración anterior de aceptar a unos 10.000 refugiados.

 

AAE

CARGANDO...